El arrepentimiento de Ana Julia, la asesina confesa del pequeño Gabriel

Ahora, Ana Julia ha escrito una carta desde la cárcel a Ángel, padre del pequeño donde pide perdón y se muestra arrepentida ante lo ocurrido.

La tarde del 27 de febrero de 2018, el pequeño Gabriel Crtuz de 8 años, desapareció en la localidad de Las Hortichuelas, en una finca de la familia, en España. El menor desapareció en el trayecto entre la casa de su abuela paterna y la dicha finca. Tras doce días, las autoridades encontraron el cuerpo del pequeño. Había sido estrangulado por Ana Julia, su madrastra.

El caso del niño Gabriel Cruz sigue dando mucho de qué hablar, pues las investigaciones cada vez destapan más datos retorcidos de su asesina confesa.

Ahora, Ana Julia ha escrito una carta desde la cárcel a Ángel, padre del pequeño. En ella, la mujer pide perdón y se muestra arrepentida ante lo ocurrido.

"Ángel, no tengo palabras para decirte esto pero aun así lo voy a contar. No tengo excusas por lo que hice, pero sólo sé que el miedo te bloquea porque eso me pasa a mí. Entiendo que no me creas porque es lo más normal y no tuve el valor suficiente para decirte que por un lamentable accidente te quité lo más grande que uno puede tener: un hijo. No me importa si tengo que pasar el resto de mi vida aquí, y lamento todo el daño que he hecho, sobre todo a Gabriel, a ti y a Patricia y a todos los familiares", señala en la carta.

La carta se encuentra entre las más de 1800 hojas de la investigación, donde además ratifica que el niño murió asfixiado -sin ningún tipo de sedación-después de comer.

"Dicen que todo fue premeditado pero no es así. Lo que pasó es que no pude sacar fuerzas para decirlo. Me metí en una bola cada vez más grande y ya sabes que tomaba pastillas. Pero no quiero excusarme porque lo que hice está muy mal y no hay excusas que valgan", continúa.

Y aunque sólo es una hipótesis, se cree que la mujer realizó algún tipo de ritual vudú antes y después de la muerte de Gabriel. La asesina confesa estuvo un día antes del crimen preparando el lugar para esconder el cadáver.

En ese sumario se encuentran dos cartas más dirigidas al propio juez del caso en las que le pide perdón y clemencia; además del informe forense que confirma que Gabriel falleció inmediatamente víctima de "una asfixia mecánica por sofocación, por oclusión de orificios respiratorios", que emplaza la muerte entre las 15:30 y las 16:30 horas del mismo día de la desaparición, el 27 de febrero de 2018.

 

Te recomendamos en video