El perro que Meghan rescató de ser sacrificado ahora es el consentido de la Reina Isabel

Guy pasó de vivir en un refugio de perros al Palacio de Kensington.

El cuento de hadas que protagoniza Meghan Markle tiene otro protagonista: un beagle. El perrito fue adoptado por la Duquesa de Sussex luego de ser rescatado por la organización Dog’s Dream Rescue, cuando iba a hacer sacrificado. Ahora el pequeño disfruta los privilegios de ser uno de los consentidos de la realeza británica.

Guy, como se llama la mascota de la flamante esposa del príncipe Harry, deambulaba en los bosques de Kentucky, Estados Unidos, cuando fue llevado a un refugio donde sería sacrificado. Pero una de las directoras de Dog’s Dream Rescue decidió llevárselo a Toronto con la esperanza de que fuera adoptado.

Y es aquí donde la sensibilidad de la ex actriz jugó un papel fundamental. Meghan apoya la adopción de perros “callejeros”, por lo que en 2015 acudió al refugio para buscarle un acompañante a su pastor alemán, llamado Bogart.

Según Dolores Doherty, trabajadora de la organización, fue amor a primera vista: “Le mostramos a Meghan otro perro que pensamos que podría ser una buena combinación, pero ella vio a Guy e inmediatamente quiso llevarlo a casa”, contó al periódico inglés Daily Mail.

En su cuenta de Facebook, Dog’s Dream Rescue muestra su orgullo porque ahora Guy sea un royalty. “Ya es oficial, la primavera de 2018 marcará el día que uno de nuestros beagles rescatados entró a formar parte de la familia real”, escribieron días antes de la boda y las publicaciones continúan como parte de su campaña para fomentar la adopción de canes en estado de abandono.

Well it's official!!! Spring of 2018 will mark the date that one of our rescued Beagles will become part of the ROYAL…

Posted by A Dog's Dream Rescue on Tuesday, November 28, 2017

Los medios británicos se hacen eco del cariño que la misma reina Isabel II le prodiga a Guy, tras la muerte en abril de su fiel compañero durante 13 años, un corgie llamado Willow. Según algunos expertos sobre la Casa Real Británica, su majestad ha permitido que viaje con ella y comparte tiempo con el famoso beagle.

De hecho, días antes de la boda de Harry y Meghan se divulgó una foto de Isabel saliendo del Palacio de Buckingham, donde se distingue a Guy apoyando su cabeza al vidrio del auto. Lo que levantó revuelo en el centro de rescate canadiense, comentando en Facebook: “Parece que se ha hecho un hueco en el corazón de la Reina ¿No está nada mal para un antiguo perro de refugio?”.

El amor de Meghan por sus perros es tal, que durante la entrevista en la que anunciaron su compromiso hizo mención de ellos: “Tengo dos perros desde hace tiempo, a ambos los rescaté cuando eran cachorros. Uno (Bogart) se está quedando con unos amigos muy cercanos y mi otro pequeñito está aquí, está en Reino Unido desde hace un tiempo”.

Otro medio inglés, informó tras el casamiento real las travesuras de Guy durante la fiesta que el príncipe Carlos organizó para su hijo y su nueva nuera. Según asistentes a la recepción, realizada en Frogmore House, “El perro resultó ser muy juerguista y causó el caos, corriendo por todos los rincones y lamiendo los canapés”.

La fama de Guy también hace eco en las redes, como parte de la MeghanManía desatada por el estilo, frescura y el nuevo sello que le imprime la californiana a la histórica realiza británica.

Te recomendamos en video: