Mujer intenta arrancarle la lengua a su novio después de terminar la relación

La policía tuvo que intervenir rociando gas pimienta a los ojos de la agresora.

Tomar la decisión de ponerle punto final a una relación suele ser un poco complicado, sobre todo si realmente no quieres causar mayor daño. Las historias alrededor de esta temática son infinitas, si no es el hombre, es la mujer quien se opone a aceptar que no pueden seguir juntos. En China, ocurrió un caso bastante peculiar cuando una pareja estaba discutiendo y finalmente deciden ponerle punto final a su romance.

La pareja se encontraba discutiendo en un espacio público cuando el chico decidió terminar la relación. Los testigos aseguran que después de un rato de reclamos y discusión constante por parte de la pareja, él tomo la decisión más importante. La mujer propuso un último beso para despedir de una manera adecuada la relación, que probablemente también les dejó buenos recuerdos. El hombre aceptó la propuesta del beso y fue cuando se empezó a complicar la situación.

Un beso puede parecer algo inocente, pero la mujer no solo beso a su ahora exnovio, sino que le mordió la lengua intentando arrancarla para vengarse. El hombre lloraba y suplicaba que lo soltara, y ella no hacia caso a la desesperada petición. Para lograr que dejara de hacerle daño tuvo que intervenir la policía y rociar gas pimienta en los ojos de la mujer para que soltara a su víctima.

El hombre, identificado por su apellido, Liu, fue trasladado de inmediato a un hospital para que fuera atendido y verificar que no había sufrido lesiones graves. Fue solo un susto y un mal rato en el que se expuso por completo frente a tanta gente. Por otra parte, los padres de la agresora declararon a algunos medios de comunicación que su hija no se encuentra bien. Aparentemente, la mujer sufre de ciertos trastornos mentales, ya que desde hace cinco años se encuentra bajo tratamiento psiquiátrico.