Video: Clientes de restaurante lloran de rabia por discriminación a campesino anciano

A Don José no lo dejaron sentarse a comer solo por ser músico en el lugar.

Valeria Lotero y su amigo cenaban en un restaurante de Medellín. Decidieron invitar a la mesa a don José, un hombre mayor bien presentado, con sombrero, guitarra y mochila. Este había cantado en el mismo restaurante.

“Mientras comíamos llegó al lugar don José, un señor de edad muy bien presentado con sombrero, pantalón, camisa de botones, guitarra y mochila; se dispuso a cantar con todo el sentimiento “Mamá vieja” de los Visconti y nos generó una inmensa ternura. Mi compañero se ofreció a invitarlo a almorzar y le dijo que se sentara y pidiera tranquilo”, narró Valeria, en su denuncia de Facebook. Ahí, una de las meseras pidió que el hombre se debía retirar y esto lo replicó otra mujer, la dueña del lugar.

Ahí fue cuando la joven protestó: “No se le vio una pizca de pena discriminando al señor en su cara. Él un hombre decente, padre de tres hijos, bien vestido, valiéndose de una guitarra y sus canciones para vivir. ¿Qué daño le hace al mundo que se siente a almorzar? ¿Qué diferencia tiene él con el resto de comensales?”.

Los otros comensales compartieron su indignación y pagaron y se retiraron del lugar. La joven, entre lágrimas, le pidió disculpas a Don José

En los videos compartidos por la denunciante se puede ver cómo otros comensales también manifestaron su indignación por la postura de las trabajadoras del sitio.

¿Por qué será que creemos que valemos más o menos por cómo nos vestimos o por lo que ganamos?

Finalmente, Valeria cuestionó la actitud de la dueña del sitio “¿No se supone que personas como don José son las que admiramos?; un hombre trabajador, decente, artista, humilde, campesino; así como vestimos con orgullo a nuestros niños el día de la “antioqueñidad”, evocando un hombre como él se disfrazan nuestros políticos para hacer campaña y lo tiene plasmado nuestra más grande marca de café, pero la doble moral hace que cuando lo tenemos en carne y hueso lo pisoteemos y humillemos.”

 

Indignación

El caso ya ha indignado a miles de usuarios. Hay hashtags para apoyar a Don José y para no volver a Taquino (así se llama el restaurante). Incluso, para financiarle conciertos.

Por ahora, se alaba la actitud de la joven y los comensales y se discute la actitud de la dueña con el hashtag #YoSoyDonJosé

TE COMPARTIMOS EN VIDEO