El fular, el cargador de bebé que están de moda

Es una nueva forma de experiencia de disfrutar el crecimiento del bebé.

En los últimos años se ha extendido el uso de los fulares portabebés, un sistema ha tenido una gran acogida a nivel mundial gracias a la influencia de estrellas estadounidense como Gwyneth Paltrow, Madonna, Julia Roberts o Angelina Jolie.

 

Pero, ¿qué es?…

Es un fular, una tela alargada de muselina de seda o algodón (materiales elásticos), que sirve para ajustar al bebé a la posición deseada mediante diferentes posiciones de atado.

Este tipo de cargadores son recomendados principalmente para los bebés que prematuros o que nacieron bajos de peso, ya que le permiten sentir el calor humano de su madre. Además, el peso del niño recae en diferentes zonas del cuerpo del portador, dependiendo la posición elegida, ya que es el portabebé mas versátil debido al gran número de posiciones que permite.

¿Cómo se usa?

Los fulares tienen diferentes formas de uso para cargar al bebé, en internet existen algunos tutoriales enseñando cuales son las formas que las mamás más utilizan. Aquí te mostramos a Jacqueline Willson, una Youtuber que ha revolucionado las redes sociales con sus historias.

¿Por qué lo aman los portadores?

  • Crea un vínculo especial entre el bebé y la mamá, ya que al estar pegados le permite oír su corazón.
  • Ayuda el aprendizaje del bebé y facilita su desarrollo visual, auditivo y lenguaje ya que el bebé esta expuesto a más experiencias y conversaciones.
  • Es totalmente ergonómico y ajustable, el cuerpo del bebé va perfectamente pegado al portador, garantizando una correcta sujeción.
  • Gracias a su versatilidad permite infinidad de posiciones que pueden adaptarse tanto a la situación como al crecimiento del bebé.
  • Existen diferentes medida y calidades de tela, lo que permite que se adecue a las necesidades personales de cada familia.
  • Muy practico para transportar al bebé y tener las manos libres, además facilita la expulsión de gases del bebé al estar en movimiento.
  • Se puede lavar en casa.

Algunos de sus inconvenientes son…

  • Debes practicar las diferentes posiciones para adquirir agilidad.
  • El hecho de que sea de una gran longitud, así como el tema del anudado, puede hacer que no resulte atractivo para algunas personas.
  • Los fulares solo están recomendados para bebés antes de los dos años de edad y que no pesen más de 16Kg de peso.

 

Te mostramos en video: