El 'Ken Humano': de víctima de bullying a novio de Barbie

La historia del hombre que ha transformado su cuerpo para convertirse en un muñeco de carne y hueso.

"Valió la pena tanto dolor para alcanzar la perfección". La frase es perfecta para comenzar este artículo que retrata la vida de Rodrigo Alves, el brasileño de 32 años que se ha sometido a más de 40 operaciones para convertirse en 'El novio de Barbie'.

Su sobrenombre tal vez ya lo conozcas: lo apodan 'El Ken Humano'. El hombre que buscando la "perfección" ha sometido su cuerpo a horas recostado en una cama de quirófano, expuesto al bisturí y al dolor, todo por lucir cada vez más como un muñeco de plástico.

El bullying marcó su infancia

Y tal vez este sea el motivo por el cual busca la aceptación transformando su imagen.

Rodrigo confesó al diario británico The Mirror que su infancia fue dura, triste y llena de momentos vergonzosos.

“A los siete años me enviaron a un internado. Los niños me empujaban por las escaleras y metían mi cara dentro de un urinario. Tenía pechos como las mujeres y estaba gordo, feo y deprimido. Sólo quería estar aceptado por la sociedad y conseguir acercarme al ideal de belleza brasileño”, aseguró Rodrigo.

"(De niño) estaba gordo, feo y deprimido", dijo. 

Ahora pareciera que su apariencia es el resultado de su sufrimiento y de sus quejas: nació en el cuerpo equivocado. Su alma y mente no encajaban con su físico. Era un rompecabezas con las piezas equivocadas.

Todo cambió, al menos en su físico. Al tener la mayoría de edad, Rodrigo comenzó a trabajar para alcanzar su meta: gastar su dinero para ser otro, por fuera; por dentro sus sentimientos estaban claros.

“Me merezco una medalla por todo este trabajo. Valió la pena todo el dolor para alcanzar la perfección”, confesó al diario británico The Mirror.

El brasileño ha gastado 12.000 euros en subir su trasero, 30.000 euros en implantes de pecho de silicona y más de 40.000 euros en operaciones de nariz.

Su cuerpo pareciera no ser suyo, sino tomado de una juguetería junto al estante de Barbie. Rodrigo está a gusto con lo que ha logrado y no se arrepiente, tanto que está orgulloso de salir a la calle y lucir su cabellera rubia mientras usa un ajustado corsé.

Welcomed to the greatest show !! #rodrigoalves

A post shared by Rodrigo Alves (@rodrigoalvesuk) on

Te recomendamos el siguiente video: