Kim Kardashian quiere lanzar a North West a la presidencia: "Sería mejor que Trump"

Kim Kardashian decidió darle un giro más honesto y político a su carrera y esta vez se declaró anti Trump abiertamente

Kim Kardashian se está involucrando más en la política, ¿su intención? Que su pequeña hija North, sea presidenta. En realidad, Kim quiere tener la libertad de hablar más de cuestiones políticas, pero su condición de socialité y celebridad, la obligan a tener que contener sus comentarios con respecto a sus intereses o inclinaciones.

Cuando las celebridades de su calibre hablan sobre temas de la sociedad, a menudo se pueden malinterpretar o alterar. "A veces siento que quiero hablar más sobre temas políticos", confesó a la revista Harper's Bazaar. "Tienes que ser muy cuidadoso con lo que dices, porque muchas cosas se pueden tomar en el contexto equivocado y siempre quiero ser respetuosa, no quiero lastimar a nadie", dijo.

Kim puede estar más reservada en cuanto a los mensajes políticos en los medios sociales pero hay una cosa de la que ella hablará sin rodeos: es feminista e incluso ha declarado abiertamente que su hija de cuatro años sería un mejor presidente que Donald Trump. "Cualquiera puede manejar mejor a los Estados Unidos que Donald Trump", dijo en la edición en septiembre. "Mi hija estaría mejor, hemos trabajado tanto para llegar a donde estamos y tener tantas cosas de las que estamos tan orgullosos. Volver atrás es lo más frustrante. Realmente no puedes creer lo que está pasando, al día siguiente es algo aún más loco y trágico. Es muy aterrador, el mundo en el que estamos viviendo ahora. Ahora con Trump en la presidencia ya no te puedes sentir seguro".

A pesar de que su esposo, Kanye West se declaró a favor de Trump, Kim dejó muy claro que ella no es partidaria de este y cuando se le preguntó si sigue a la primera dama en sus redes sociales, ella respondió: "No lo hago pero sí sigo a Obama". 

My baby girl turned 4 years old today! She's my light & my everything!!! I love you to the moon & back North

A post shared by Kim Kardashian West (@kimkardashian) on