¿Qué es parálisis de Bell? La condición que afectó a Angelina Jolie

La actriz confesó que después de su divorcio sufrió varias afectaciones en su estado de salud.

Por redacción Nueva Mujer

Angelina Jolie confesó recientemente en una entrevista con Vanity Fair que hace un año desarrolló una enfermedad conocida como parálisis de Bell, la cual ocasionó que la mitad de su rostro se "cayera".

La parálisis de Bell es una forma de parálisis facial temporal, que se produce por el daño o trauma a uno de los dos nervios faciales, de acuerdo con el National Institute of Neurological Disorders and Stroke (NINDS).

MÁS: Angelina Jolie revela cómo es su vida después de la dolorosa separación de Brad Pitt

Esta condición ocasiona que la mitad afectada de la cara de la impresión de estar "caida". La persona con parálisis de Bell no puede cerrar el ojo del lado dañado del rostro y sólo le es posible sonreír con la fracción de la boca ubicada en la parte sana.  

Angelina dio a entender en la entrevista que su parálisis puedo haber sido detonada por los altos niveles de estrés que experimentaba debido a su divorcio con Brad Pitt. El doctor David Putrino, profesor asistente de Medicina de Rehabilitación en la Icahn School of Medicine at Mount Sinai, explicó a Women's Health que no hay evidencia cientifica que pruebe la teoría de la actriz.

MÁS: La felicidad de Angelina Jolie tras el divorcio con Brad Pitt

Sin embargo, aclaró que "los cambios hormonales y la tensión alta pueden ser responsables de desencadenar cosas como la reactivación viral, o hacerla más susceptible a las infecciones bacterianas, todo lo cual puede conducir a la parálisis de Bell".

La National Librrary of Medicine indica que es posible que una infección viral, que provoca hinchazón o inflamación del nervio facial, sea la causa principal de la parálisis de Bell. El virus de herpés zóster, el causante de mononucleosis y el citomegalovirus, también podrían desencadenarla.

MÁS: Angelina Jolie rompe el silencio y habla por primera vez de su divorcio de Brad Pitt

Aunque el NINDS indica que no existe un cura o tratamiento estándar para la parálisis de Bell, Angelina asegura que la Acupuntura la ayudó a recuperarse por completo. La mayoría de los pacientes, con o sin terapia, mejoran a partir de dos semanas y se recuperan completamente en tres a seis meses. 

Angelina se alivió de la parálisis de Bell y su estado de salud va mejorando. 

TE RECOMENDAMOS EN VIDEO: