Espectáculos

Las veces que Meghan Markle rompió el protocolo y aumentó la tensión con la realeza

Unos la llaman “rebelde” y otros “moderna”, pero como sea el caso, la duquesa ha cambiado las normas en la realeza.

Meghan Markle rompe protocolo realeza

El último escándalo que protagonizó Meghan Markle fue al lado de su esposo, el príncipe Harry, quienes hicieron unas explosivas revelaciones a la presentadora Oprah Winfrey que le dieron la vuelta al mundo y pusieron en jaque a la realeza.

Antes de esto, la estadounidense ya sumaba un amplio y conocido historial de tensiones con la monarquía que los empujaron a decirle adiós hace un año, pues durante su estadía en el Palacio de Kensington muchas veces fue objeto de críticas y polémicas por varias razones.

Entre ellas, saltarse algunas de las rígidas normas que tiene la Familia Real y aunque muchas veces el público británico aceptó con agrado, no terminaron cayendo muy bien puertas adentro.

Las veces que Meghan Markle rompió el protocolo de la Casa Real Británica

Cambios en la vestimenta

Para nadie es un secreto que los códigos de vestuario en la realeza son muy estrictos, pero Meghan Markle nunca tuvo miedo de adaptarlos a su estilo. Fue así como la ex actriz de series como Suits y Fringe apareció para uno de los cumpleaños de la reina Isabel II con un vestido de hombros descubiertos.

De igual manera, en otra ocasión llevó un bolso cruzado, un accesorio que no está recomendado para ellas ya que lo común es que porten un bolso tipo clutch para no tener que dar la mano y reducir espacio pues no cargan con objetos personales.

En cuanto a los peinados también rompió varias normas. Estas indican que deben ser “sencillos, naturales, prolijos y favorecedores”, pero en ocasiones la joven portó estilos despeinados como moños deshechos y lució vestidos negros fuera de ocasiones de luto.

Cuando Meghan Markle violó las medidas de seguridad

En el mismo orden de ideas, otras de las molestias por su irreverencia llegaron en las oportunidades que la duquesa de Sussex se saltó las reglas establecidas para cuidar de la integridad de los miembros de la realeza al abrazar al público.

Esto es algo que tienen completamente prohibido para evitar atentados, pero durante una visita al Castillo de Cardiff en enero de 2018 se acercó a los presentes para firmar autógrafos.

En otro momento le aceptó el abrazo a una niña que superó una barrera para acercarse donde ella estaba y mostrar admiración. Pese a que es algo que muchos alaban de Meghan Markle, desde el Palacio de Buckingham no les hace tanta gracia.

En su boda también hubo algunas licencias

El día más importante para Harry y su esposa igualmente estuvo cargado de polémicas por algunas actitudes poco tradicionales de ambos, como por ejemplo, casarse en el mes de mayo cuando las tradiciones indican que es de mala suerte.

Los padres de Archie y una segunda bebé en camino no le prestaron atención a esto y se casaron el 19 de mayo del 2018. Durante el evento que conmocionó al mundo, todos observaron cómo la artista de 39 años modificó los votos.

Debía jurar que “amará, cuidará y obedecerá” a su esposo, pero en vez de eso aseguró que “amará, cuidará y respetará” al hijo menor de la princesa Diana, reseñó RPP.

Esta no fue la única vez que el profundo amor que se profesan los ha llevado a actuar fuera de lo que sus familiares esperan de ellos. Anteriormente también han tenido demostraciones de afecto en público, como besos o abrazos, algo vetado para ellos.

Más de ese tema:

El significado oculto detrás del vestido de Meghan Markle en su polémica entrevista con Oprah

Revelan cómo luciría la princesa Diana en la actualidad a sus 60 años

El misterio de la tumba de la princesa Diana y por qué la Familia Real mintió sobre su entierro

Te recomendamos en video:

Tags

Lo Último


Te recomendamos