Espectáculos

Sebastián Estevanez causó impacto al mostrar su rostro quemado tras accidente

Agradeció que su familia salió ilesa

Sebastián Estevanez se mostró por primera vez luego de que pasaran seis meses del accidente que lo dejó con el rostro y el cuello quemado.

Eran las 8:00 de la noche aquel sábado en el que Estevanez quiso prender el fuego para hacer un asado y le explotó un bidón de alcohol en la cara.

“Estaba haciendo un fueguito con quebracho que estaba medio húmedo, no lograba prenderlo y tenía un bidoncito de alcohol por la mitad, y pensé que no tenía llama y cuando le tiré un poquito, me explotó el bidón en la mano y me vino todo en la cara”, dijo.

Durante entrevista a Intrusos, ya recuperado, mostró algunas fotografías de lo que fue el proceso, a pesar de que no quería que lo vieran de esa manera.

«No puedo mostrar ninguna foto porque si las llegan a ver se desmayan», comenzó. Sin embargo, decidió mostrar solo algunas imágenes para concientizar.

«Las voy a mostrar para concientizar a la gente, para que no le pase a nadie más. Porque no es joda, porque vos decís ‘no me va a pasar nada’. Y te pasa. Yo pensé que nunca me iba a pasar esto. Así tenía la cara. Estaba hecho mierda. Yo les mostraba las fotos a todos porque quería que no le pase a nadie más, pero todo el mundo me decía ‘no muestres las fotos porque se van a viralizar’. Y yo les decía ‘que se viralicen, si yo no quiero que le pase a nadie más’. Porque si vos me ves ahora a mí, decís ‘fue una boludez lo que le pasó’. Y no, no es una boludez, y no quiero que le pase a nadie», agregó.

Sebastián Estevanez vivió un infierno

El actor vivió momentos de dolor y mucha angustia pero agradeció que su familia salió ilesa del accidente doméstico.

“Por suerte mi familia estaba arriba, cuando escucharon porque fue como una bomba, bajaron. Me fui al baño y me empecé a poner crema en la cara. Se empezaba a incendiar el living y ellos agarraron una manguera para pararlo. Cuando me vieron casi se desmayan, era un monstruo”, expresó.

Contó que fueron meses muy duros tomando antibióticos y analgésicos.  

“Fue durísimo, mucho dolor, pero ya por suerte recuperado. Estoy contento que no le pasó nada ni a los chicos ni a Ivana, dentro de todo la saqué barata. Tenía en carne viva toda la cara, la mano, la oreja, el cuello, un desastre. Pensé que me moría, porque la quemadura no es que te duele solamente en el momento, te duele durante dos meses”, mencionó.

Tags

Lo Último


Te recomendamos