Espectáculos

La verdadera historia de Sarah: La misteriosa hija secreta de Lady Di

Lady Di

Ya se han transcurrido dos décadas desde que la princesa Diana falleció trágicamente en un accidente automovilístico. No obstante, los misterios y las especulaciones no cesan de rondarla y sigue siendo noticia. La más reciente es que Lady Di y el príncipe Carlos tuvieron una hija llamada Sarah Spencer, antes de tener a William y a Harry.

De acuerdo con la revista estadounidense Globe, la niña nació diez semanas después de la boda real. Se asegura que fue concebida mediante unos estudios de fertilidad in vitro, realizados a la princesa Diana, con el objetivo de determinar si Diana podía comprobar su fertilidad, como un requisito para casarse.

La historia de Sarah, la misteriosa hija secreta de Lady Di

Las historias que publicó Globe rodado en Internet afirma que Sarah nació en octubre de 1981, diez semanas después de la boda de ensueño de Carlos y Lady Di, el 29 de julio de ese mismo año, y 8 meses antes del nacimiento de William, el 21 de junio de 1982 en el hospital de St. Mary.

Mientras Sarah crecía, todo el mundo se sorprendía del gran parecido que tenía con la princesa de Gales. Esto hasta que cuando tenía 20 años sus padres murieron en un accidente automovilístico. Entonces el secreto le fue revelado.

Sarah encontró un diario que informaba que ella era producto de un embrión donado e insertado mediante la fertilización in vitro en Lady Di.

Entonces, Sarah inició una investigación para descubrir quién había donado el embrión para que ella naciera. Pero de acuerdo con la teoría, la joven comenzó a recibir amenazas de muerte, que le advertían detener sus averiguaciones si valoraba su vida.

¿Dónde está Sarah?

El portal El Nuevo Diario publicó que se supone que hoy Sarah tenga 38 años y, como se explicó, nació por fertilización in vitro de un óvulo de Lady Di con esperma del príncipe Carlos. Esto en base a las pruebas de fertilidad a las que debía someterse Diana para poder casarse con el heredero y asegurarse de que la nueva princesa podría tener hijos.

“En teoría, se debía destruir el óvulo, pero un médico lo sustrajo y secreto lo implantó en su esposa”, señala la fuente.

De ser cierta la información de Globe, como hija de la pareja real, Sarah automáticamente se convertiría en princesa. No obstante, nunca podría tomar lugar en la línea de sucesión debido a que cuando ella nació, se les daba preferencia a los hijos varones para heredar el poder.

Lady Di admitió haber acudido al ginecólogo antes de su boda

El rumor sobre la existencia de Sarah comenzó a esparcirse desde 2015 y se cree que reside en Nueva Zelanda. El portal ABC recoge que Kate Middleton, la esposa del príncipe William, se impresionó con el parecido entre Sarah y Lady Di, y llegó a reunirse en Nueva York con la que se cree que es la hija secreta de los príncipes de Gales.

Diana admitió antes de morir que había acudido a un ginecólogo para que la examinara antes de anunciar su compromiso con Carlos. La futura princesa de Gales se lo contó a su mejor amiga Elsa, conocida como Lady Bowker.

“Me hicieron revisar antes de que me dejaran casarme con él”, habría dicho Lady Di.

Sin embargo, hay quienes apuntan que esa revisión jamás habría ido al extremo de fecundar sus óvulos para luego desecharlos, por lo que la noticia se considera mucho más descabellada.

La verdad detrás de la noticia

La noticia sin duda existe, pero ¿Sarah también? Pues solo se tratra de ficción. Resulta que en 2011 una mujer de Nueva York de nombre Nancy E. Ryan publicó una novela titulada La desaparición de Olivia.

En la historia, Ryan cuenta la historia de Olivia Franklin, una médico que admira a Diana y que quiere parecerse a ella. La fan de Lady Di se sorprende cuando descubre que realmente es la hija secreta de la fallecida princesa.

“Creo que mi historia podría haber sido cierta. Muchos me han dicho que creen que la historia es completamente creíble, y me han dicho que Carlos efectivamente quería saber si Diana era fértil, que la había obligado a fecundar sus óvulos para probar su fertilidad”, explicó la escritora.

¿De dónde salió la fotografía? En 2015 cuando esta descabellada historia comenzó a circular, Michael Thorton, experto en la realeza, escribió para el Daily Mail un artículo en el que destrozaba la historia de Globe.

En el artículo, Thorton afirma que la foto de Sarah es en realidad un retrato de la princesa Diana editada con Photoshop y en la cual, eliminaron sus arrugas, y sus líneas de expresión para hacer una Diana, pero joven.

Sarah podría existir, según la autora de La desaparición de Olivia, pero Michael Thorton aseguró que todo no pasa más allá de ser una ficción.

También te puede interesar:

Meghan y Harry hicieron acuerdos millonarios, pero ¿de qué vivió Lady Di tras separarse de la realeza?

Siete momentos en que Diana robó miradas al lucir shorts y biker

Te recomendamos en video:

Tags

Lo Último


Te recomendamos