logo
Chile 11/01/2021

Viviana Rodríguez y su mala experiencia en TV: “Firmé finiquitos embarazada y recién parida”

Su experiencia como madre no fue bien recibida en esa época por el funcionamiento de las áreas dramáticas en los canales.

Hace al menos 15 años, un embarazo y el trabajo en la televisión chilena no iban de la mano. Viviana Rodríguez tiene recuerdos muy marcados desde el momento en que nació su única hija, Agatha, en el 2005. Y es que para la experimentada actriz “hubo un antes y un después”.

La artista fue protagonista de una nueva entrevista del podcast ‘Impacto en el Rostro’. Desde el espacio, conversó sobre lo que significó ser madre y la dinámica de las áreas dramáticas, remontándose al 2005 cuando participaba en la teleserie Brujas.

Viviana Rodríguez sufrió laboralmente por su embarazo

Su relato inició afirmando que tiene un “pésimo recuerdo” desde el momento en que nació Agatha. “Yo tenían 35 años y recién parida, tupida y mareada tenía que ir a grabar un drama, yo lo pasaba pésimo, no quería grabar más”.

“Mientras estuve embarazada lo pasé la raja”, confiesa Viviana Rodríguez, señalando que hace 15 años “la gerencia y los canales eran otra cosa”. “De hecho, después de terminar esa teleserie (Brujas) me llamaron a una nocturna de TVN y dije que no”, dijo.

Viviana Rodríguez

¿Pero qué fue lo que pasó? Al parecer todo comenzó con la fría reacción que tuvo con la productora ejecutiva de áreas dramáticas. “La Vero Saquel, el día que le dije que iba a ser mamá le caían lágrimas. Nunca dijo nada. Todo lo contrario. Fue como ‘ya, qué bueno”, narra Viviana Rodríguez.

La actriz vivió una época laboral en la que un finiquito estaba por encima de cualquier condición, incluso la de un embarazo. “Yo tuve que firmar finiquitos porque mi contrato era un contrato que había partido con Hippie (2004), que se extendía“, explicó.

“Yo partí con esta teleserie con un contrato y tuve que firmar finiquitos estando embarazada, y tuve que firmar finiquitos recién parida, cuando terminaba el contrato para que te pagaran el otro sueldo. El sistema funcionaba así”, aclara la artista de 50 años.

De acuerdo a sus palabras, no existía un ‘fuero maternal’ o ‘derechos’ de madre que la respaldaran al trabajar en televisión. No era como hoy, que el mundo ha avanzado heavy. Eso en la época nuestra no existía. Uno era muy valiente cuando tenía hijos”.

Viviana Rodríguez

La actriz de 50 años se mantiene en un estado físico fonomenal

“Siempre planteé que iba a ser mamá”

Viviana Rodríguez estaba convencida que su oportunidad para tener hijos se estaba esfumando, así que era una decisión tomada pese a cualquier trabajo o contrato que pudiera interponerse.

“Yo no había podido tener hijos y estaba en un cruce de la vida en donde o los tenía o iba a cagar como en la guerra y no lo iba a poder tener”, expresó.

Pero el haber quedado embarazada de Agatha no fue precisamente una sorpresa, pues ya lo había asomado. “Yo siempre planteé que iba a ser mamá. Lo planteé ese año. Y yo era rebelde y no me importaba qué, no había una medida de consecuencia”, contó.

Viviana Rodríguez

Vivi Rodríguez junto a su hija Agatha, quien ya cumplió los 15 años

“Tenían que existir los rebeldes para que el sistema fuera cambiando”, afirmó. Sin embargo, Viviana Rodríguez se enfrentó a ciertos castigos.

“Estuve fuera del trabajo por mucho tiempo por decir que no, porque no fue por el embarazo, porque me llamaron altiro después para la otra teleserie. Pero cuando me llamaron yo dije que no, que quería mis tiempos de mamá, de amamantar, no quería parir y entregar a que la criara alguien”, se sinceró.

Para la experimentada actriz, ese es un tiempo de madre súper importante. “Creo en ese apego de estar con tus hijos y me saque la cresta muchos años para poder hacerlo. Tenía esa necesidad y ese derecho de ser madre a pesar de ser actriz”, concluyó en su postura.

Te recomendamos

¡Código Petaccia! Berta Lasala bajó 6 kilos en un mes

Loreto Aravena revela por qué no le gustaba su personaje en “Pacto de Sangre”

Así de abultada está la pancita de Rocío Toscano con 8 meses de embarazo: “Ya quiero tenerlos en mis brazos”