Espectáculos

Las veces que al princesa Diana rechazó al príncipe Carlos frente a todos

La princesa Diana no dudó en vengarse de los malos tratos del príncipe Carlos hacia ella

La cuarta temporada de la serie The Crown revivió el furor por la princesa Diana. Ella siempre fue muy amada por su belleza y carisma pero lo que nadie sabía en aquel entonces, era la enorme tristeza que cargaba. Hoy no es un secreto que Diana sufrió siendo royal, especialmente por el tormentoso matrimonio que tuvo con el príncipe Carlos.

En julio de 1981 el mundo se regocijaba ante la llamada boda del siglo del príncipe Carlos y la princesa Diana, en la catedral de San Pablo. En aquel momento, la pareja real parecía haber cedido ante la inconformidad de su enlace y como es tradición, se dirigieron hacia su luna de miel en Gibraltar, la costa sur de España.

Durante 14 días navegaron a bordo del Royal Yacht Britannia alrededor del Mediterráneo, pasando por las pintorescas islas griegas para después terminar en el castillo Balmoral, en Escocia. Era un itinerario lujoso, pero a pesar de que sería el sueño de muchos, ambos estaban destinados al fracaso. 

Diana no estaba segura de nada sobre Carlos y en varias ocasiones, su lenguaje corporal lo dejó claro frente a todos.

El beso rechazado

Dickie Arbiter, ex oficial de prensa de la pareja real, reveló el el libro De servicio con la reina: mi tiempo como oficial de prensa del Palacio de Buckingham la verdad detrás de una polémica fotografía en la que Diana rechaza un beso de Charles.

En 1992, cuando circularon rumores sobre el mal estado de su relación, la pareja estaba de gira por la India, pero se mantuvo ocupada con horarios y compromisos propios.

Con el príncipe Carlos asistiendo a las reuniones de negocios, Diana se quedó sola para asistir al Taj Mahal por lo que decidió vengarse de su esposo en un partido de polo el día de San Valentín.

La princesa debía entregar premios en el partido, en el que jugaba el próximo en la fila al trono. Furiosa por quedarse sola, inicialmente se negó a hacerlo, pero, según informes, Arbiter la persuadió de asistir.

Charles se olvidó de besarla frente a los medios que esperaban. “Al darse cuenta de su error, regresó apresuradamente y, con una multitud incierta mirando, se movió para besar la mejilla de su esposa. Indignada, la princesa giró la cabeza para que el beso aterrizara cerca de su oído», reveló Arbiter en su libro. «El príncipe claramente había sido humillado intencionalmente, y sabíamos que estaría furioso».

El vestido de la venganza

Creado por la diseñadora de moda griega Christina Stambolian, Diana lució el famoso «vestido de la venganza» en la gala anual de recaudación de fondos de Vanity Fair para la Serpentine Gallery de Londres. Con un escote fuera del hombro y un dobladillo por encima de la rodilla, el vestido era deslumbrante, sexy y decididamente poco real.

Esa misma noche, casi en el momento exacto en que Diana llegó a la fiesta, su ex marido, el príncipe Carlos, confesó en la televisión nacional que le había sido infiel.

Diana mantuvo su agenda, mostrándose frente a todos con aquel sensual vestido que sin duda desafió las reglas de la reina, al tiempo que le dio la vuelta a la humillación de Charles.

Las cintas de Diana

Diana no dudó en exponer a nivel nacional al príncipe Carlos durante una polémica entrevista para el Canal 4 de Reino Unido.  Ella se burló de los intentos iniciales de Charles de cortejarla mientras se quedaba con amigos en Sussex. «Me habló», dijo Diana. «Era como una erupción. Estaba sobre mí y pensé, ya sabes, ‘Urgh’. Entonces saltó sobre mí y comenzó a besarme y todo, y pensé, ‘¡Waaah! Esto no es lo que la gente hace. ‘»

Diana dijo en las grabaciones que la pareja tuvo relaciones sexuales «una vez cada tres semanas», pero que su vida sexual se secó mucho antes de que se grabaran las cintas en 1992.

Su inseguridad se derivó de una incómoda entrevista cuando anunciaron su compromiso: «(…) Y este hombre ridículo [de noticias] dijo: ‘¿Estás enamorada?‘. Pensé, qué pregunta tan espesa. Así que dije: ‘Sí, por supuesto que lo estamos’, y Charles se volvió y dijo: ‘Lo que sea que signifique amor’. Y eso me golpeó por completo. Pensé, qué extraña respuesta. Me traumatizó»», relató Diana para aquella polémica entrevista para el Canal 4.

Y aunque muchos piensen que el divorcio fue lo que Diana quería, en realidad no era así ya que significaría un corte de la familia real, perder el título de Su Alteza Real y peor: tendría que hacer una reverencia al príncipe Carlos y a sus dos hijos pequeños, William y Harry.

Aunque la reina Isabel II había estado dispuesta a permitir que Diana retuviera el título, el príncipe Carlos insistió en que lo dejara. Según el antiguo mayordomo de Diana, Paul Burrell, el príncipe Guillermo, de 14 años de edad, consoló a Diana prometiéndole devolverle el título un día cuando se convirtiera en rey. Pero durante el resto de la vida de Diana (precisamente un año y tres días), se la conocía como Diana, la princesa de Gales.

Más de este tema

El príncipe Carlos está molesto con la serie “The Crown” y estas son las razones

La impactante razón por la que la princesa Diana no quería divorciarse del príncipe Carlos

La complicada relación entre la princesa Diana y la Reina

Te recomendamos en video

 

 

Tags

Lo Último


Te recomendamos