Dominique Gallego cuenta cómo es su día a día viviendo en el sur de Chile

Hace seis años que está radicada en Puerto Varas y asegura que no volvería a Santiago por nada.

En conversación vía Instagram live con Giancarlo Petaccia, Dominique Gallego contó cómo vive sus días en el sur de Chile, específicamente en Puerto Varas, Región de los Lagos, donde reside hace seis años junto a su pareja, Rodrigo Wainraihgt y sus hijos Martín y Vicenta.

Lejos de la televisión, la ex chica reality de 30 años ha hecho una vida tranquila y muy feliz. Así lo comentó con el coach healthy este lunes, donde aseguró que no volvería a vivir en Santiago.

La ahora empresaria y dueña de dos restaurantes; uno sushi y una churrería, contó que incluso se mantiene un poco desconectada en redes sociales. "No le pego mucho a las redes sociales. Soy más oyente que participante", aseguró.

De lo que menos extraña de vivir en Santiago dijo que los tacos, la gente y la locura de la ciudad. "Acá todo es más tranquilo", señaló.

Dominique Gallego

Sobre cómo cambió su vida desde que dejó la capital, Gallego indicó que "harto, pero feliz. Mucho tiempo. Estoy envejeciendo aquí en el sur. No, pero amo el sur. Me encanta. No volvería a Santiago ni loca. No, ni loca. Si tuviera que irme, me iría a otra parte. A Concón, a Viña. Pero no, no me iría a Santiago. Nunca”, recalcó.

En relación a sus hábitos, explicó que en Puerto Varas toma "mate todo el día. Como dos litros. Esto lo aprendí con mis amigos argentinos. Aquí en el sur se toma mate desde siempre".

Consultada por Petaccia por cómo fue que tomó la decisión de partir rumbo al sur con Rodrigo Wainraihgt, explicó que se dio de manera natural. "Yo me vine al sur cuando estaba embarazada de la Vicha, de la Vicenta (su hija menor). Entonces, me vine así como ‘cachemos’, como que la vida me sorprenda y me sorprendió po’. Estoy feliz acá" confirmó.

Su día a día transcurre entre el colegio de sus hijos, sus emprendimientos y su vida social. "Me encanta el sur, me encanta su gente. Mis niños son felices. Es una vida mucho más tranquila y tenemos nuestro grupo igual. Imagínate que acá en Puerto Varas, el coronavirus no nos ha afectado tanto. Entonces, como que nuestra vida es súper normal. Me da el tiempo para ir a dejar y buscar a los niños del colegio, para llevarlos a otras actividades, para trabajar, para salir con amigas. Cuando estoy en Santiago, es súper difícil hacer todo eso y hacerlo bien", explicó la ex reina del Festival de Viña.

Aunque reconoce que el tiempo que estuvo en televisión fue bueno, no cambiaría su vida en el sur por su antiguo trabajo. "Más que una etapa, encontré algo bueno que hacer acá. Tengo un restaurante (de sushi), me va súper bien. Bueno, tengo dos. Tengo la churrería también. Me va bien, estoy tranquila. La tele si bien fue mi fuente laboral por mucho tiempo, pero acá no la echo de menos. Pa’ na’", cerró.

Ver más