Kenita Larraín advierte sobre los riesgos de cambiarse el nombre: "Cambias el destino"

La numeróloga habló sobre las consecuencias de realizar este cambio

La numeróloga Kenita Larraín fue invitada al programa Almorzando con el Rubio, conducido por Martín Cárcamo. Ahí, habló sobre los talleres que se encuentra realizando y también sobre algunos temas relacionados con esta disciplina. Uno de ellos fue el cambio de nombre, sobre el que reflexionó profundamente en conversación con el animador.

"¿Hay relación entre la numerología y nuestro nombre?", preguntó el rubio natural, a lo que Kenita Larraín contestó afirmativamente. "Sí, claro que sí. De hecho se aplican abecedarios, que existen muchos, desde el más antiguo que es el Caldeo hasta uno más moderno, que es el que generalmente utilizo yo, que es bastante asertivo. Y la verdad es que esos abecedarios contienen una relación número/letra donde también tú puedes, a través de los números, a cada letra darle un valor, y a raíz de eso obtener un nuevo número y mirar qué mensaje o qué información trae ese número", dijo.

"Mira Martín, no es casualidad que nosotros, que trabajamos en el mundo del espectáculo, la televisión y los medios de comunicación, miremos a otras personas, por ejemplo a artistas reconocidos como Chayanne, que pocas personas saben que se llama Elmer. Ese es su nombre de nacimiento", agregó.

¿Existen riesgos al cambiarse de nombre?

Kenita Larraín profundizó en el tema, cuestionando los motivos por los que las personas realizan estos cambios. "La pregunta es ¿por qué se cambian el nombre? ¿Por qué maestros espirituales, gurús y todo eso se cambian el nombre? ¿Por qué hay cambios de nombres? Porque cuando tú cambias el nombre, cambias el destino", explicó.

"Yo he conversado con muchas personas que hacen cambios de apellido, cambios de nombre, y les cambia la personalidad, les cambian muchas cosas en la vida. Es un cambio que hay que pensar muy bien desde el conocimiento, porque muchas veces uno lo hace desde la ignorancia", dijo.

En este sentido, indicó que hay ciertos casos en los que cambiarse de nombre resulta un desacierto. "Por ejemplo cuando una persona tiene mucha rabia hacia su padre porque no estuvo presente, y hay un padre afectivo, uno dice 'me voy a sacar el apellido del padre biológico y me voy a colocar el apellido de mi padre afectivo, porque él me lo ha dado todo, me ha cuidado y ha estado presente"", comentó.

"En el campo cuántico, cuando uno hace sanación a través de la ancestrología, a través de las relaciones familiares (…) Es interesante y muy necesario hacer una sanación entre los adultos, entre el padre biológico y el padre afectivo. Y desde ahí se van sanando y liberando las generaciones que vienen después. En este caso el hijo o la hija", agregó.

¿Qué hay que hacer?

De acuerdo con Kenita Larraín, "cuando las personas van en contra de un apellido, 'me quiero sacar el apellido de mi mamá porque tengo rabia por tal y cuál cosa', el padre o la madre biológica (…)  Todas esas cosas traen consecuencias, porque uno a nivel inconsciente tiene ya una fractura de un modelo de padres separados. Y a partir de eso, ese es tu primer modelo de comportamiento a seguir en la pareja. Por lo que es muy importante sanar estas cosas".

"Nada ocurre porque sí. Tu alma nace elegir en una familia perfecta aunque no lo entendamos o nos cueste creer porque nos hace sufrir, nos conecta con el dolor, pero todo es por un aprendizaje mayor. Y a partir de eso también tu padre, en el caso de las niñas, va a ser tu gran y primer referente, tu primera relación con lo masculino", precisó.

Ver más

Daniela Aránguiz predice que Jorge Valdivia se irá a otro país tras no llegar a acuerdo en Chile

Vanessa Daroch lanza predicción en torno a Pamela Díaz y Jean Philippe Cretton

"No es embarazo": Vanessa Daroch recuerda cuando predijo que Rafael Araneda tendría otro hijo