Kike Acuña se inyectó botox y sorprende con los resultados: "Dicen que me veo más joven y bonito"

El ex futbolista compartió videos en sus redes sociales y afirmó que sus amigos le están pidiendo el dato

El botox ya no solo se trata de un recurso para rejuvenecer o un tratamiento facial, también se ha convertido en una tendencia. Y a esta se sumó recientemente el ex futbolista Kike Acuña, a sus 42 años. El deportista decidió documentar la intervención en su cuenta de Instagram.

Aunque el botox no es únicamente para las mujeres, como erróneamente se cree, cuando un hombre se somete a este proceso estético suena extraño. Cabe destacar que el tratamiento consiste en una inyección de toxina botulínica para eliminar temporalmente las líneas o arrugas de expresión.

Kike Acuña mostró su sesión de botox

El ahora entrenador de fútbol confesó que no se sentía a gusto con unas marcas que se alojaban en su frente. Este fue el principal motivo por el que decidió planificar una cita para inyectarse la neurotoxina. "Hace rato que me quería poner botox porque tenía una marca muy pronunciada en la frente", detalló en sus redes sociales.

Explicó además que sus pestañas son "muy crespas y se me pegan siempre. Abro muchas veces los ojos al día para desenredarlas y eso hace que la frente siempre esté arrugada". Estas fueron las palabras de Kike Acuña, de acuerdo a lo publicado por Las Últimas Noticias.

"Kike" Acuña botox

Tanto en imágenes como videos, Acuña compartió todo el proceso para borrar la mencionada línea de expresión. En el material se aprecia la pregunta del ex futbolista sobre "cuánto tarda en hacer efecto", y la doctora le detalla que "a partir del tercer día", refiriéndose a las 'patas de gallo'.

"Tengo 42 años y me gusta verme bien, soy bastante vanidoso. Creo que la apariencia es súper importante, el sentirte bien contigo mismo", afirmó el ex atleta. Aseguró además que tras aplicarse el bótox lo primero que hizo fue mirarse al espejo. "Qué alegría más grande fue ver que no tenía esa línea en la frente", dijo.

Para Kike Acuña, el inyectarse la toxina botulínica fue todo un acierto. "La mayoría de los comentarios son buenos, dicen que me veía más joven, más bonito", expresó. Asimismo enfatizó que ha recibido "muchos mensajes de amigos futbolistas activos", quienes le han solicitado el dato para también organizar una cita.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de kikeacuña.dt (@kikeacuna.dt) el 28 Oct, 2020 a las 6:43 PDT

"Kike" Acuña hijo Junto a su tercer hijo, "Kikito", quien nació en noviembre de 2019 - Instagram @kikeacuna.dt

La carrera deportiva de Acuña

Gran parte de su trayectoria futbolística la cumplió en Chile, iniciando su carrera en la segunda división del fútbol local. Allí vistió la camiseta de Unión Española, en 1999. Un año más tarde saltó a las filas de la Universidad Católica, donde disputó 140 partidos y anotó un par de goles.

Durante su estadía en Universidad Católica fue cedido a dos clubes holandeses: Feyenoord y Roosendaal. Luego volvió a Chile en 2007 y nuevamente fue enviado al exterior, esta vez a Sudáfrica, donde jugó un par de años. Ya en 2009 se instaló definitivamente en el fútbol de su país.

Ñublense, Unión San Felipe y Rangers fueron otros equipos donde hizo su vida del futbolista. Su última temporada como jugador activo fue en la 2015-2016, vistiendo la camiseta de Cobresal. Con la selección de Chile no disputó Mundiales ni Copa América, pero sí acompañó al combinado en las eliminatorias para 'Alemania 2006'.

Sus únicos títulos de trascendencia son un Torneo Apertura, obtenido en 2002 con Universidad Católica, y una 'Premier League' que conquistó en Sudáfrica.

"Kike" Acuña fútbol 17 partidos jugó con la camiseta de su selección - Instagram @kikeacuna.dt

Te recomendamos

Vale Roth se inyectó bótox y mostró en Instagram todos los detalles: “No duele nada”

Conoce la historia de Pablito, el hijo fallecido de Julio César Rodríguez

Daniel Fuenzalida revela cómo es en su rol de padre con su hija: “Si quiere tomar, que tome”