Se lleva bien con los gendarmes: revelan detalles de cómo vive Nano Calderón en Santiago 1

Aseguraron que tiene buena relación con los gendarmes y se mantiene entretenido leyendo.

Poco se ha sabido últimamente del estado de Hernán Calderón Argandoña al interior de Santiago 1, donde se encuentra cumpliendo prisión preventiva en calidad de imputado por parricidio frustrado contra su padre, el abogado Hernán Calderón.

Eso, hasta ahora, ya que el sitio Glamorama reveló detalles del día a día del hijo de Raquel Argandoña al interior del penal Centenario, donde debe pasar recluido 120 días mientras dure la investigación.

Según informó el citado medio, el joven de 23 años vive en una habitación sin vista al exterior, con ventanas al pasillo del recinto, en el cual hay 4.600 presos. El estudiante de Derecho pasa las 24 horas del día custodiado por un gendarme, y sin tener contacto con otros reclusos.

La alimentación es proporcionada por la unidad del penal en la misma pieza, y de vez en cuando recibe alguna golosina que le lleva su defensa.

Los días de Calderón Argandoña son bastante monótonos: no tiene acceso a ver televisión y se entretiene con tres libros que ya habría leído en su totalidad.

Fuentes del caso informaron a Glamorama que su mayor pasatiempo es conversar con el gendarme de turno, el cual cambia a las 08:00 horas, momento en que aprovecha para ducharse.

Las mismas fuentes revelaron que Nano tiene muy buena relación con los funcionarios de Santiago 1, con los cuales ha estrechado lazos y se ha mostrado agradecido por el buen trato hacia él. Tanto, que habría afirmado que cuando saliera de la cárcel se mantendrá en contacto y les agradecerá por todo.

Por su parte, el personal al interior del penal considera que el hermano de Kel Calderón es agradable y tiene buena conducta.

Una abogada, integrante de su defensa, lo visita regularmente y lo mantiene actualizado sobre su causa. Ella, además, aprovechó de cortarle el cabello.

Sobre su estado mental y de ánimo, aseguran que el joven se encuentra ansioso de poder salir libre prontamente, y esperanzado de poder cumplir arresto domiciliario en casa de su madre, quien ha estado acompañándolo en todo el proceso y se ha mostrado dispuesta a ayudar a su hijo, incluso con terapia familiar.

La respuesta de Carla Zunino tras recibir duro comentario sobre su embarazo

Un desconocido se refirió a su embarazo como un "buen negocio"

"Estoy muy arrepentido"

Antes de conocerse cómo vive Nano Calderón al interior de Centenario, lo último que se había conocido de él, era parte de lo que declaró sobre lo ocurrido el pasado 11 de agosto en el departamento de su padre en Las Condes, además del episodio de la selfie que se tomó en el ascensor, tras atacar a su papá, entre otros temas.

El hijo de Raquel Argandoña señaló que le ofreció disculpas a su padre, y que está arrepentido de haberlo atacado. "Yo no llamé a mi papá, sólo hablé con él estando ya recluido en la cárcel, ahí lo llamé desde un celular que me facilitó Gendarmería y le pedí disculpas", explicó.

El joven estudiante de Derecho también aclaró por qué no se ha sometido al análisis sicológico.

"En cuanto a la pericia psiquiátrica que se me iba a practicar en el Servicio Médico Legal, no la autoricé por indicación del abogado. Quiero agregar que me gustaría seguir con mi tratamiento y que estoy muy arrepentido", agregó.

Stefan Kramer y su rol de vocal de mesa: "Me reconocen por la frente"

El humorista cumplió con su deber cívico durante el Plebiscito 2020

"Teníamos una buena relación"

El hijo de Raquel Argandoña aseguró que siempre mantuvo una buena relación con su padre. "Teníamos una relación súper buena, típica de padre e hijo, íbamos al campo juntos, una muy buena relación, nunca habíamos tenido una discusión a golpes, yo siempre lo admiré mucho".

De igual forma, en otra parte de la declaración, da a conocer la reacción que tuvo la pareja de su padre. "Patricia al ver los mensajes tuvo una mini discusión con mi padre, le dice que esto lo veía venir y lo increpa dándole unos golpes como empujones en el pecho".

"En un momento mi padre se tambalea detrás y Patricia intenta agarrarlo y caen los dos encima de un velador que había en el living. Después de eso se paran rápidamente y mi padre se abalanza sobre mí y continuamos la pelea a la entrada del departamento", agregó.

Nano también se refirió al comentado video donde aparece sacándose una selfie en el ascensor segundos después de haber agredido a su padre. "Mientras iba en el ascensor me fijé que tenía sangre en las manos, sin saber si era mía o de mi padre. Abro la cámara del celular y la pongo contra el espejo, apunto hacia mi hombro y tomo la foto para ver si tenía sangre sobre la espalda", aseguró.

Ver más

Revelan declaración de Nano Calderón por ataque a su padre: “Jamás lo amenacé de muerte”

Hernán Calderón tras publicación de fotografía junto a su hijo: “Me hackearon”