Raquel Argandoña se quiebra en 'Bienvenidos' tras enterarse del traslado de Nano a una clínica psiquiátrica

El joven de 23 años deberá realizarse un tratamiento psiquiátrico fuera del penal Santiago 1

Luego de pasar dos meses en prisión preventiva en Santiago 1, Nano Calderón quedó en libertad después de que el 4° Juzgado de Garantía de Santiago acogiera la solicitud de la defensa, encabezada por el abogado Mario Vargas. A cambio, se ordenó como medida cautelar que el joven cumpla arresto domiciliario total internado en una clínica psiquiátrica.

La noticia se conoció esta mañana, por lo que en el matinal Bienvenidos, aprovechó la presencia de Raquel Argandoña en el panel para consultarle sobre el estado de su hijo, y si se encontraba en condiciones de hablar sobre el tema.

La animadora comenzó su relato agradeciendo el apoyo generalizado, tanto del canal como de la gente. "Primero que nada agradezco al canal, agradezco todo el apoyo de la gente que cuando me mandaron a hacer móviles a la calle se acercaban y me daban mucha fuerza. Obvio que estoy contenta", señaló.

Sobre la salida de su hijo de Santiago 1, agregó que "efectivamente es el resultado de exámenes que le hicieron, en el cual mi hijo sí tiene que ser trasladado a un tratamiento. Los profesionales van a comenzar a tratarlo".

Para Raquel, el testimonio de Hernán Calderón Salinas fue decidor en la decisión de la Fiscalía. "Estoy muy feliz y también ayudó mucho obviamente la declaración de la víctima, en este caso el padre, porque se contaron los hecho como realmente fueron".

En ese momento Amaro Gómez-Pablos le preguntó si ambos papás estaban de acuerdo con esta disposición. "Absolutamente, así que hoy día lo voy a recordar siempre. Primero que todo Chile está festejando porque se ganó el apruebo, y segundo porque mi hijo va a ser tratado", respondió Raquel.

"Lo único que quiero es abrazarlo", agregó. "Lo vas a poder abrazar hoy", le consultó Tonka, a lo que Raquel respondió que sí.

Sobre cómo se enteró de la noticia contó que "estaba con el celular en la mano, me avisaron que pronto se va a dirigir a la clínica y bueno, cuando me den permiso me voy a ir a abrazarlo".

En pantalla comenzaron a mostrar algunas imágenes de Nano Calderón afuera de Santiago 1, algo que hizo que Argandoña se quebrara de inmediato.

"Es fuerte, es una mezcla, prometí no llorar. Las mamás que han pasado lo que yo pasé me entienden, pero ahí… mi niño, él me va a matar pero es mi guagua", relató entre lágrimas.

Consultada por Amaro sobre si es que este procedimiento era un privilegio, Raquel fue categórica. "No, es lo que corresponde, agradezco a la fiscalía, me ha hecho sufrir mucho como mamá, a veces uno no entiende a la justicia, pero la justicia es la justicia y hay que respetarla. Es lo que había que hacer, los resultados de los exámenes así lo dicen, tiene que ser tratado", aseguró.

Ver más

Nano Calderón en libertad: Corte revoca prisión preventiva

“Reunión familiar (o lo que va quedando de ella)”: Kel se reúne con su hermana mayor e ironiza sobre su familia