Modelo de "La Agencia" entutela a EPS por negarle cambio de género

Isabella Castiblanco, antes conocida como Dave Castiblanco, ha tenido que sortear todo tipo de dificultades para su transformación.

Isabella Castiblanco empezó hace año y medio la transición de género. Modelo de "La Agencia" entutela a EPS por negarle cambio de género

Pero en un sistema de salud tan precario como el colombiano, eso ha sido toda una odisea.

Esto fue lo que relató en "La Red" del Canal Caracol. 

Su EPS le ha puesto todo tipo de problemas para ella hacer su cambio de género. 

Durante los primeros diez meses, argumentó la modelo, ella asumió el costo total del tratamiento para cambio de género.

Modelo de "La Agencia" entutela a EPS por negarle cambio de género

View this post on Instagram

☁️🤍☁️

A post shared by Isabella Castiblanco (@bella.castiblanco) on

Este toma 18 meses e incluye una terapia de reemplazo hormonal.

Después de eso, los costos debían ser asumidos por su EPS.
Ahí comenzó la odisea, ya que esta la remitió a otra entidad al no contar con los especialistas para su cambio de género. 

 

“Personalmente, tuve muchos inconvenientes porque mi EPS me ha remitido a otra entidad. Resulta que mi EPS me dijo que no contaba con el equipo profesional de médicos para asumir estos procedimientos, entonces me remitieron a otro lugar donde he tenido demasiada inconformidad”, afirmó.

En el nuevo lugar no le dan prioridad a sus citas médicas y no le brindan la atención adecuada.

“Yo he estado solicitando mis citas de endocrinología, que vienen siendo cada 3 meses, porque cada 3 meses la endocrinóloga hace exámenes de sangre en donde mide tus niveles de testosterona y estrógenos. Hacen un estudio y te van administrando tu dosis hormonal. El problema es que como la entidad de salud no lo ve como una prioridad, solicitas tu consulta y te dicen que no hay agenda”, añadió Isabella.

Por eso entuteló a su EPS para ser trasladada a una entidad de salud que sí cuente con especialistas para su caso.

También exhortó a su EPS a que atendiera sus necesidades de salud, ya que es un servicio de medicina privada que ella paga mensualmente. 

 

“No estoy mendigando mi salud; yo pago mi salud, entonces si yo pago mi salud estoy en todo el derecho de exigir lo que yo necesito”, concluyó.