Madre se encontró a violador y asesino de su hijo en Parral: "Me miró con una cara burlesca y siguió caminando"

El sujeto se encuentra cumpliendo condena en el Centro de Estudio y Trabajo Semiabierto de Talca, y tiene beneficios de salida

Esta mañana, el matinal Buenos Días a Todos dio a conocer el caso de Nancy Muñoz, madre del joven de 13 años violado y asesinado en Parral en el año 2000, cuyo agresor actualmente tiene acceso a beneficios de salida. Se trata de Héctor Mauricio Riveros Retamal, quien cumple condenas de cadena perpetua y 15 años y un día de presidio mayor en el Centro de Estudio y Trabajo Semiabierto de Talca (CET).

El sujeto accedió al beneficio debido a un informe que indica su bajo grado de reincidencia. El documento señala que existe "un descenso en el nivel de riesgo de reincidencia delictual de alto a bajo", producto de su "intervención en el área educacional-empleo, ya que finaliza estudios medios, fortalece hábitos laborales y participa en capacitaciones".

A 20 años del crimen, la madre del joven revivió el dolor de la partida de su hijo luego de encontrarse con el agresor en la calle. "Todo el día uno recuerda, ve a sus compañeros que van creciendo, sus amigos, que tienen hijos. Uno se imagina a su hijo en ellos. Es terrible, no se lo doy a nadie. Mi hijo tenía 13 años y pasaron 20, entonces tendría 33. Estaba lleno de vida y vino un infeliz y se la quitó", dijo en el programa.

"Es terrible pensar que no voy a ver a mi hijo nunca más. Sus recuerdos están intactos todavía (…) Cuando vinieron a la casa en el furgón yo me tiré encima de él (Héctor Riveros). Ahí me toman los Carabineros, creo que les mordí la mano. Me tiraba al suelo, me volví loca. No podía creer que mi hijo estuviera ahí. No entendía ni podía dimensionar por qué hizo eso con mi hijo. Lo masacró prácticamente, fue un chacal con mi hijo", agregó.

El encuentro

Buenos Días a Todos

Consultada por la reacción que tuvo cuando se encontró con el asesino de su hijo en la calle, Nancy Muñoz explicó que "usted ve estos casos y es como que no existiera justicia. Es como que alguien mata, está un par de años (en la cárcel) y para afuera. A ellos no les importa nada, ni las víctimas (…) Yo estaba al tanto de que en algún momento yo me lo iba a topar. Un cierto día me lo topé y no lo podía creer, el corazón ya se me salía".

"Yo iba manejando y le di la vuelta a la manzana para increparlo. Se me perdió hasta ese día en la Alameda, que se pasó por el puesto donde trabaja mi marido. Veo que pasa así como haciendo burla. Lo veo porque venía llegando. Lo veo de atrás y lo reconozco. Dije 'esto no puede ser. El asesino anda suelto'. De la esquina nos miraba para el puesto y giraba la cabeza, como para que no nos diéramos cuenta de que estaba mirando", añadió.

Posteriormente, la madre del menor contó que se lo encontró frente a frente. "Le dije '¿tienes cara de andar acá en la calle, asesino, violador? Me mataste a mi hijo y no tienes vergüenza de andar en la calle'. Me miró con una cara burlesca y siguió caminando. Fue terrible, porque me vino un ataque de nervios y un dolor terrible", dijo.

Buenos Días a Todos

"Para nosotros, la gente de menores recursos, la justicia no vale. Todos los casos que ha habido de niños violados, asesinados, uno de nuevo vive todo lo que ha vivido hasta ahora. He llorado junto con las mamás a las que les ha pasado todo esto. Ojalá que no pase nunca más", cerró.

Preocupación en Parral

En el matinal Buenos Días a Todos, aseguraron que lo que más le preocupa a la familia del joven asesinado y a la Fundación Amparo y Justicia, es el informe psiquiátrico de Héctor Mauricio Riveros Retamal. El documento indica que tiene "conductas obsesivas con patologías severas, incapacidad de vincularse de manera sana, genera conductas altamente agresivas frente a situaciones frustrantes y existe alta tendencia a involucrarse en delitos de carácter sexual".

Estos antecedentes llevaron a que en junio de este año, la autoridad regional estimara revisar los criterios dada la naturaleza de los delitos. Debido a esto, se dispuso su retorno a la cárcel de Talca y la suspensión de los beneficios de salida.

Sin embargo, la defensa del imputado interpuso un recurso de amparo, señalando que la medida era "ilegal y arbitraria". Este recurso fue acogido por la Corte de Apelaciones de Talca y ratificado por la Corte Suprema, por lo que se ordenó la restitución del imputado a su condición previa a la interposición del recurso, y además de ser reingresado al CET de Talca, se le otorgaron nuevamente los beneficios.

Sigue leyendo