Hija de Laura Rebolledo tras acusación de secuestro: "Jamás fue secuestro, es una mentira"

La mujer entregó su versión de los hechos en el matinal "Bienvenidos", de Canal 13

Este martes, el matinal Bienvenidos abordó el caso de Laura Rebolledo, la mujer de 76 años que fue internada en un psiquiátrico de manera injusta por sus dos hijos. El hecho se habría producido luego que se negara a divorciarse de su esposo, quien fue diagnosticado con cáncer terminal, y quedara como heredera de parte de su patrimonio.

Luego que sus hijos se enteraran de la situación, habrían acudido a su departamento para internarla. "Me apartaron de la familia, me quitaron, me botaron. Eso es lo que siento, como que me botaron. como que me dieron un puntapié y esto es un objeto. Eso es lo que siento", dijo en entrevista con el programa de Canal 13.

Bienvenidos

"Vengo yo, voy al dormitorio a llamar por teléfono a Carabineros, y viene mi hijo, me toma del brazo, me tira a la cama, me pegó un combo por aquí (en el cuello). Me pegó un combo fuerte, que yo quedé media tambaleante, y me tira a la punta de la cama, me amarró las manos hacia atrás y me puso toda la rodilla de él", contó Laura Rebolledo, que en ese entonces tenía 69 años.

"Me sacaron de ahí (de su departamento) en banda. Ahí me metieron a un furgón, no era una ambulancia, era un furgón. Fue contra mi voluntad", agregó la mujer, quien incluso fue medicada durante su permanencia en el recinto psiquiátrico.

La versión de su hija

Luego que el caso se hiciera público, Janet, hija de Laura Rebolledo, accedió a conversar con el matinal de Canal 13 para entregar su versión. La mujer dijo sentirse "devastada y con mucha pena" por la situación, y aseguró que son "personas honorables y honradas".

Consultada sobre lo ocurrido con su madre, explicó que "nosotros acudimos a un tratamiento médico. Yo no soy doctora. A ese minuto no conocía psiquiatras. Yo no conocía los antecedentes clínicos hasta ese minuto". "Nunca fue secuestro. Jamás fue secuestro, es una mentira. Yo efectivamente voy a su casa, y veo en la mesa la escritura de la empresa, y toda la historia de la empresa, entonces por ahí se forma la discusión digamos, y ahí se forma la crisis de ella", dijo.

Una versión que contrasta con el testimonio de su madre, quien aseguró que los enfermeros que ingresaron a su hogar le preguntaron si acaso quería suicidarse. "Sacó una jeringa y me la inyectaron, con ropa y todo (…) Me acuerdo sí, que desperté y estaba en una pieza de contención con las manos y los pies amarrados", contó.

Por su parte, Janet explicó que la molestia de su madre se habría gatillado debido a su participación como socia en la empresa que heredó de su padre, la que dejaba a su madre sin parte que reclamar. "Todo podía haber sido distinto, todo podía haber sido en base a paz. Yo también quise a ella protegerla. Yo quise que ella se tratara para que ella no estuviera sola, que no estuviera pasando por esto, que esto no es necesario", dijo.

Bienvenidos

Sigue leyendo

Belén Soto sufre quemadura en su brazo tras electrocutarse con el cable de su secador

La influencer llamó a sus seguidores a tener precaución con el estado los electrodomésticos que usan a diario.