Dos hermanos serán formalizados tras internar a su madre en un psiquiátrico por herencia

"A una madre no se le hace lo que me hicieron ellos", dijo la mujer, quien estuvo seis meses internada injustamente

Hace unos días, Chilevisión Noticias dio a conocer el caso de Laura Rebolledo, una mujer de 76 años que estuvo seis meses internada en un psiquiátrico, de manera injusta.

El hecho ocurrió en 2013, cuando su esposo, de quien estaba separada de hecho, le pidió el divorcio tras ser diagnosticado con cáncer terminal. Como la pareja aún estaba legalmente casada, ella era la heredera de su patrimonio. La mujer se negó a la petición, lo que provocó que sus dos hijos acudieran hasta su departamento para internarla en un psiquiátrico contra su voluntad.

Tras enterarse de la situación, el hermano de la víctima, Carlos Rebolledo empezó los trámites para sacarla del recinto, lo que prosperó tras seis meses de encierro, cuando tres ministros de la Corte de Apelaciones y la Seremi de Salud comprobaron con un informe del Servicio Médico Legal (SML) que la mujer no tenía demencia ni psicosis.

"Si él moría la sociedad conyugal tenía derechos a los cuales los hijos no podían participar, y la mitad de los bienes quedarían para la señora Laura", dijo el abogado de la víctima, Juan Enrique Prieto. "Lo que hicieron fue en vez de resolver las cosas honorablemente, tomaron la decisión bizarra de hacerla pasar por loca".

A siete años del hecho, los dos hijos de la mujer serán formalizados en marzo del 2021. Esto, luego que se aplazara la audiencia del próximo 5 de octubre.

El plan contra su madre

Los dos hijos de Laura Rebolledo fueron interrogados por la Policía de Investigaciones en el año 2014. En dicha ocasión, Héctor señaló que su madre "dijo que se iba a matar. Pasados algunos minutos mi madre ingresó al baño, que fue en ese momento que le dije a mi hermana que llamáramos una ambulancia para que la calmara".

"Hicieron ingreso dos enfermeros al departamento. Conversaron calmadamente con mi madre, y no recuerdo qué medicamento le inyectaron, pero me dijeron que era un tranquilizante", agregó Yanet. Sin embargo, el dueño de la empresa de ambulancias psiquiátricas que habría ingresado al departamento, comentó que "en ningún momento inyectamos medicamento alguno a la señora Laura, ya que siempre estuvo dispuesta a trasladarse a evaluación".

En tanto, la doctora de la clínica, Ljubica Arriagada Zuanic, indicó en su informe que Laura tenía "psicosis, riesgo suicida moderado y trastorno de personalidad grave". Además, señaló que incurrió en "manipulación, mentiras, impulsividad", aun cuando no tenía antecedentes previos.

"Bastó lo que dijo la hija y con eso la psiquiátrica certificó que estaba afectada de veinte cosas. No había ningún examen del Servicio Médico Legal", explicó el abogado de la víctima. Pese a esto, Laura fue tratada con fármacos como valproato, haloperidol y clonazepam por casi un mes.

El testimonio de Laura

Laura Rebolledo contó que el día que la internaron, sus hijos llegaron hasta su departamento. "Me tiró a la cama, me agarró de los hombros y me pegó por esta parte (cuello). Yo qué no le hice, le rasguñé, gritaba, y nadie venía a mi auxilio porque todos sabían que eran mis hijos", dijo.

Además, indicó que los enfermeros le inyectaron un sedante aún cuando se resistía. "No fue un asalto de alguien de afuera, fueron sus propios hijos. Y me duele, porque son mis sobrinos. No se lo doy a nadie", dijo el hermano de la víctima al matinal de Chilevisión.

"Espero que se haga justicia, porque no me merezco lo que me hicieron. Me duele mucho y me da pena por ellos, porque me quitaron mis nietas y mi libertad", dijo Laura.

"Me gustaría que me pidan perdón, porque a una madre no se le hace lo que me hicieron ellos. No saben todo lo que sufrí", agregó.

Sigue leyendo

"Estar embarazada no es estar enferma": Natalia Duco tras comentarios por practicar deportes

La deportista aclaró que ha seguido todas las indicaciones de su equipo médico