Hernán Calderón sobre su hijo: "Me asiste la absoluta y total convicción de que no vino a matarme"

El abogado cambió su opinión respecto la intención que tuvo su hijo contra él, el pasado 11 de agosto en su departamento.

A petición del propio Hernán Calderón Salinas, este lunes se realizó la audiencia de recalificación del delito de parricidio frustrado contra su hijo Nano Calderón. Sin embargo, solo se recalificó el primer delito de su formalización, es decir, el disparo que realizó el joven en el departamento de su padre en junio.

El joven estudiante de 23 años, quedó entonces en prisión preventiva en el mismo penal donde se encontraba, Santiago 1.

"4° Juzgado de Garantía rechaza solicitud de defensa y confirma prisión preventiva de Hernán Calderón Argandoña, imputado como autor de parricidio frustrado, daños, disparo injustificado, amenazas no condicionales y lesiones menos graves en contexto VIF y otros delitos", tuitearon desde la cuenta del Poder Judicial.

Cata Pulido se disculpa públicamente tras detención de su hijo: "Me siento avergonzada"

La actriz hizo un llamado a los padres de los otros jóvenes a contactarse con la municipalidad, y se refirió a la responsabilidad de su hijo en los hechos

En la audiencia, el padre de Nano realizó una declaración sosteniendo su independencia en las decisiones tomadas, además de tener la convicción de que su hijo nunca quiso matarlo.

"Yo intervengo en la doble calidad de víctima y de querellante, y en ese contexto quiero dejar muy claro al tribunal que yo no he sido presionado ni estoy actuando en situación de una condición de padre", declaró Calderón Salinas.

En cuanto a la recalificación del delito, aseguró que "me asiste la absoluta y total convicción de que el imputado no vino a matarme".

"Es indiscutible que uno está con la adrenalina, con el dolor, con la impresión de una agresión, con una rabia de que mi hijo ni siquiera había llamado a su padre. Pero es muy distinto cuando pasan los días y yo converso con las únicas dos testigos presenciales", quienes, según Calderón, no vieron la intención de matar en el joven.

Sí afirmó que "no estoy dispuesto a desistir de la querella, el imputado tiene una responsabilidad y tiene un tratamiento, a lo menos, que enfrentar. Pero cuidado con el abuso del derecho".