Los vecinos de Meghan Markle y Harry están molestos de tener a la realeza en su vecindario

A pocas semanas de haberse mudado, la pareja real ya son mal recibidos por los locales.

Meghan Markle y el príncipe Harry se mudaron recientemente desde Los Ángeles a la zona de Santa Bárbara, pero aparentemente sus vecinos están molestos de tener a la pareja real en el vecindario, a pesar de tener poco tiempo de haber llegado.

Según reseña el portal TMZ, los vecinos en Montecito, el vecindario donde viven Meghan y Harry, están molestos por la afluencia de paparazzi, helicópteros y turistas en la región.

Meghan Markle y el príncipe Harry compraron su primera casa

Al fin los duques de Sussex tienen su propio sitio alejado de drones y paparazzi

La pareja real ni siquiera se ha visto en público, pero su "mera presencia está volviéndolos locos" gracias a los helicópteros que rodean el vecindario y los paparazzi acechando en las zonas comunes.

Según escribe el portal de farándula, los vecinos de la zona afectada dicen que la situación ya "se salió de control", y esperan que los paparazzi desistan de lo que están haciendo porque sienten que "las cosas están llegando al punto en que la privacidad de todos está comprometida".

Meghan y Harry decidieron mudarse a esta zona de Santa Bárbara precisamente por los problemas que tenían en su antigua residencia con los molestos paparazzi, al punto de tener que levantar una especie de cerca en sus alrededores para evitar que los curiosos miraran dentro de su vivienda, aunque no fue del todo efectiva contra los drones.

Te recomendamos en video