El extraño vínculo entre Pablo Escobar y Rafael Orozco que sigue levantando sospechas sobre su muerte

La retransmisión de la telenovela sobre su vida ha vuelto a despertar los rumores.

Sobre la muerte de Rafael Orozco hay muchas hipótesis. Un ajuste de cuentas, un lío amoroso o un problema con el narcotráfico son algunas de las más comentadas y que han vuelto a estar en la palestra con la retransmisión de la telenovela biográfica.

A través de las pantallas de Caracol Televisión la audiencia colombiana ha seguido a las diez de la noche la historia de 'El ídolo' que se hizo un lugar en la élite del vallenato, pero que el 11 de junio de 1992 a sus 38 años falleció dejando interrogantes.

Rafael Orozco Rafael Orozco en la telenovela. - Instagram

Ese día a las 9.45 p.m recibió nueve disparos que acabaron con su vida en medio de una fiesta en su residencia después de estar 45 días de gira en Venezuela. El cantante se encontraba afuera de su hogar atendiendo a dos músicos cuando recibió los impactos.

A partir de entonces, la teoría oficial es que se trató de una venganza por motivos pasionales. Aunque estaba casado con Clara Cabello, sostuvo un amorío extramarital con María Angélica Navarro, quien era la mujer del narcotraficante José "El Nano" Fiallo, conforme con Infobae.

View this post on Instagram

Rafael Orozco y su amor @claradeorozco

A post shared by Rafael Orozco "El Idolo"® (@rafaelorozcomaestre) on

Cuando el ganadero se enteró de lo que estaba ocurriendo, dio la orden a Sergio Gonzáles, alias “Tato”, de asesinar al vocalista del Binomio de oro, no obstante, meses después aparecieron muertos en territorio del capo Pablo Escobar, retorciendo la historia.

El líder del cartel de Medellín habría sido el autor intelectual del asesinato de ambos ya que formaban parte del cartel de la costa, sus enemigos cuando estos pasaron al control del cartel de Cali.

De hecho, el citado medio asegura que existe un testimonio de un ex sicario del cartel de la costa asociando a Rafael Orozco en las actividades criminales, por lo que supuestamente se trató de un ajuste de cuentas.

Presuntamente el intérprete de "Si me llego a morir" participó en lavado de dinero y al querer incrementar su ganancia, molestó a los líderes de la organización, además de no devolver varios millones de dólares de algunas transacciones.

“Utilizaba sus presentaciones en el exterior para meter verdes a la lata al país (…) Cada vez que salía del país, especialmente a Estados Unidos se llevaba su colección de acordeones. Eran 12 en total. Allá los desarmaba y los rellenaba de dólares que luego entraba al país sin ningún misterio, pues era un ídolo y nadie lo molestaba”, asegura el sicario a Semana, citado por la misma fuente.

Te recomendamos en video: