Daniel Valenzuela empatiza con Raquel Argandoña y acusa "acoso periodístico"

El locutor radial se refirió al tratamiento que la prensa le ha dado al caso

Tras la amplia cobertura que recibió la polémica familiar que involucró a la familia Calderón Argandoña, han sido varios los famosos que han alzado la voz para empatizar con Raquel Argandoña. Uno de ellos fue Amaro Gómez-Pablos, quien durante el regreso de la panelista al matinal Bienvenidos este lunes, criticó a los medios por el tratamiento del caso.

Sus palabras se sumaron al descargo que realizó Daniel Valenzuela a través de redes sociales, en donde acusó a los medios de "cubrir, reportear y acosar de manera asquerosa a esta mujer". Además, indicó que estos temas deberían ser regulados e hizo un llamado a dejar que la justicia actúe.

"De verdad no siento precisamente simpatía por Raquel, tampoco animadversión, pero lo que ha sucedido en los últimos días, respecto a la forma que tiene cierta prensa, de cubrir, reportear, y acosar de manera asquerosa a esta mujer (SER HUMANO), no me hace más que empatizar con ella", partió diciendo.

"Dirán que Raquel siempre expuso y lucró con su vida personal, lo justificarán con esa estupidez de que cuando abres la puerta a la prensa, ya no la puedes cerrar, o que ella misma es presa de su muy desafortunada frase, 'con plata baila el monito'. Nada de eso les da derecho a 'revolver la mierda', de algo tan íntimo y doloroso con su especulación y manoseo", agregó.

Daniel Valenzuela insistió en que "la información, que por cierto entiendo, tiene que existir (porque involucra un tema judicial), pero esta debe ser puedente, profesional y cuidadosa. El acoso periodístico, como el que he visto y revivido en estos días debiera ser regulado. Varios que estaban del lado de la opinión y festinaban en cada programa con algún dolor familiar ajeno, uno a uno la vida se ha encargado de devolverles cada una de sus palabras y vivirlo en carne propia y ahí se dan cuenta de la mala clase que fueron (no daré nombres, está claro)".

"Dejemos que la justicia actúe precisamente en justicia, y permitamos que la familia sane, aprenda y crezca. Antes de cualquier profesión, somos seres humanos, seamos seres más nobles, más prudentes, y más empáticos con todos. Ha pasado el tiempo, les ha tocado el dolor de vuelta, vivimos en pandemia y no hemos aprendido nada!", cerró.

Raquel Argandoña

Sigue leyendo