INDH llega a clínica psiquiátrica de Nano Calderón para verificar los malos tratos denunciados por la defensa

El vocero de la institución reveló que no pudieron ver a Hernán Calderón Argandoña.

Este jueves, la defensa de Hernán Calderón Argandoña, encabezada por los abogados Mario Vargas Cociña y Eduardo Lagos, presentó ante el 4° Juzgado de Garantía de Santiago una cautela de garantía debido a los "tratos inhumanos a los que ha sido sometido durante su prisión preventiva en la Clínica Psiquiátrica El Cedro, ubicada en la comuna de La Reina".

Según detallaron los abogados, personal de Gendarmería de Chile, a cargo de la custodia del joven en su prisión preventiva, lo ha mantenido engrillado de pies y manos, día y noche, debiendo comer, ducharse y no se lo deja caminar ni salir de la pieza, incomunicado y no dejándolo tener tratamiento médico.

Abogados de Nano Calderón denuncian inhumanos y crueles tratos por parte de Gendarmería

Según su defensa, el estudiante de Derecho estaría siendo tratado de manera cruel por el personal de Gendarmería que lo custodia.

Su madre, Raquel Argandoña llegó hasta la clínica siquiátrica y denunció a la prensa que su hijo estaba engrillado y esposado todo el tiempo.

"Mi hijo necesita tratamiento. Los profesionales no lo han podido diagnosticar. Está amarrado las 24 horas de mano y pies. Hasta a un perro tú lo soltai’ para caminar, es injusto. ¿De qué hablan los matinales cuando dicen que esto es un Spa? Mi hijo necesita tratarse", señaló la comunicadora.

Este viernes y haciendo caso al llamado al recurso judicial interpuesto, llegó hasta las dependencias del centro de salud donde se encuentra Calderón Argandoña, el Instituto Nacional de Derechos Humanos a supervisar el estado del joven.

Sin embargo, el vocero de la institución reveló que el médico a cargo no había permitido que vieran al paciente, pero les indicó que durante la noche no habría estado engrillado y que se encontraba en buenas condiciones.

"Es penoso lo que dice": Dra. Cordero destruye el informe sicológico de Nano Calderón

La especialista encontró incongruencias en el diagnóstico del estudiante de Derecho.