Britney Spears no quiere que su papá siga siendo su guardián y pide su reemplazo inmediato

La cantante incluso ya tiene en la mira a otra persona para que cuide de ella.

Britney Spears solicitó a la corte que reemplazara a su papá, Jamie Spears, como su guardián después de haber asumido ese rol por más de 12 años, según los documentos judiciales obtenidos por el portal Us Weekly.

El abogado de Britney Spears, Samuel Ingham, declaró en la presentación en Los Ángeles el lunes 17 de agosto, que la princesa del pop, de 38 años, "se opone a tenerlo [a Jamie] de regreso como el guardián de su persona". En su lugar, ella "prefiere firmemente" que su manager, Jodi Montgomery "continúe en ese rol como ha hecho durante casi un año".

View this post on Instagram

@mariahcarey

A post shared by Britney Spears (@britneyspears) on

Britney también se "opuso fuertemente" a que su papá, de 68 años "continúe como el único conservador de sus finanzas", según los documentos. Ella solicitó "tener un encargado corporativo calificado para servir en este papel", probablemente un banco.

Sin embargo, la presentación indica que Britney Spears no quiere terminar por completo la tutela, como los fanáticos han especulado en medio del movimiento #FreeBritney (#LiberenABritney, en español) en las redes sociales.

"De ninguna manera renunciará ni buscará la terminación de estos términos en el futuro (…) A Britney le gustaría que nombraran a la sra. Montgomery como la guardiana de su persona permanente", dijo Ingham.

El papá de Britney habló recientemente de la campaña #FreeBritney por primera vez, informando al portal Page Six que es solo una teoría conspirativa y nada más.

Te recomendamos en video