Nano Calderón se habría tomado una selfie en el ascensor luego de atacar a su padre

Cada vez se conocen más antecedentes acerca del caso de la agresión de Hernán Calderón Argandoña contra su padre, Hernán Calderón Salinas.

La mañana de este lunes se revelaron detalles de la querella interpuesta por el padre hacia su hijo, quien está siendo acusado de parricidio frustrado.

Tal como detalló Julio César Rodríguez en el matinal "Contigo en la mañana" de Chilevisión, en el documento legal se afirma que la pareja de Hernán padre y la asesora del hogar fueron testigos de lo ocurrido en el departamento de Las Condes.

Según relató el padre, el joven habría entrado a su casa engañando a la asesora del hogar, diciéndole que iba a buscar unas pertenencias. La mujer intentó impedir que entrara al domicilio pero no lo logró, ingresando a la fuerza.

"Ante el ruido que se producía y sabiendo que se trataba de mi hijo, quien me había agredido reiteradamente en el pasado…, me acerqué al hall de entrada y le dije: ‘Hernán basta, está la Pati’, refiriéndome a mi pareja, para que intentara guardar compostura. ‘Mejor que esté. Contigo quería hablar’, dijo, increpando a mi pareja. ‘Mira con el conchatumadre con el que estay (sic)…"”, comenzó relatando el abogado, según reprodujo Biobio.

Pareja de "Nano" presenta querella contra su suegro Hernán Calderón por delito de abuso sexual reiterado

La acción judicial fue interpuesta este lunes ante el 4 Juzgado de garantía de Santiago por la joven. El libelo también apunta contra todos quienes resulten responsables en calidad de cómplices o encubridores.

"En ese momento y antes de que pudiera responderle, el imputado se abalanza sobre mí, con golpes de puños y pies. Ante lo anterior, doña Patricia se interpone entre los dos, diciéndole, ‘Hernán, cálmate, cálmate’. En estas circunstancias, Hernán para sacarla del medio, la empuja al piso, golpeándose ella la cabeza en una mesa de arrimo…", agregó.

"Mientras intento ayudarle, mi hijo vuelve al ataque en mi contra, profiriéndome múltiples puñetazos hasta que finalmente logra arrojarme al piso. En esas condiciones Patricia… se percata que Hernán saca un cuchillo con hoja curva de su bolsillo derecho del pantalón. Ella empieza a gritar, ‘Hernán sacó un cuchillo, sacó un cuchillo", añadió.

"En ese momento, mi hijo empuñando un cuchillo que había traído previamente y guardado en el pantalón, me ataca de frente intentando apuñalarme en el estómago, fallando sólo por mi reacción, dando el ataque en el antebrazo izquierdo y gritando: ‘ahora sí que te voy a matar…"", indicó.

El abogado relató cómo fue que su hijo llegó a agredirlo en su mano.

"Ante la agresión me abalancé sobre él, tomándolo de la cintura para intentar sacarlo del domicilio, momento en que el victimario logra apuñalarme nuevamente, esta vez en la mano derecha".

Pero la peor parte del ataque viene al final, donde Según Calderón Salinas, durante el forcejeo ambos cayeron al suelo, y quedaron entre el pasillo y la entrada del departamento. "Quedamos con los pies al interior del departamento y el torso en el pasillo. Calderón Argandoña sobre mí. El querellado con la mitad de su cuerpo sobre mí, al ser más alto y pesado que el suscrito, además de joven, procede a inmovilizar mi mano derecha con su mano izquierda, y con la derecha donde sostenía el cuchillo, procede a apuñalar múltiples veces mi mano derecha gritando: ‘te voy a matar’. De esa forma intentó desgarrar la mayor cantidad posible de tejido de mi mano, con el fin asumo -dado su movimiento y acción- de amputarla", aseguró.

Luego, la asesora del hogar habría llamado al conserje, quien a su vez llamó a la policía. Además, dos maestros que trabajaban en otro departamento salieron a ver lo ocurrido.

Un último detalle aportado por Calderón Salinas revelaría una conducta fría por parte de Calderón Argandoña tras el ataque.

El joven, que escapó en el ascensor llevándose el cuchillo, se habría sacado una foto con su ropa ensangrentada. Esto pudieron verlo a través de las cámaras de seguridad.

"Después de haberme apuñalado, yo esperaba ver a un hijo a lo menos afligido por la gravedad de los hechos, nada más distante de la imagen que aparece", agregó el abogado.

"Él primero se mira en un espejo, luego posa mostrando las manchas de mi sangre sobre su ropa y luego procede a tomarse una fotografía de sí mismo como trofeo. Luego parece enviarle la fotografía a alguien, como si reportara su labor", señaló.

No sería la primera agresión contra su padre: entregan más antecedentes de “caso Nano Calderón”

El joven tendría antecedentes de agresividad, según confirmó su padre.