Documental Chavela Vargas: "Lo que importa es hoy"

Estrenado en julio en Netflix, el documental sobre la cantante retrata su vida.

Este julio, Netflix estrenaba un documental sobre Chavela Vargas, rodado en 1991 basado en entrevistas a la cantante y a gente de su entorno.

El biopic de Chavela Vargas en general cosechó muy buenas críticas.

Chavela(MMaría Isabel Anita Carmen de Jesús Vargas Lizano), es la historia de una niña que desde pequeña fue diferente y vivió el rechazo de su mamá, hecho que le afectó hasta su muerte.

Nacida en Costa Rica en 1919 se trasladó a México con 17 años para convertirse en cantante.

Tratando de cumplir con los cánones femeninos, la artista inició su carrera con una imagen totalmente opuesta a la que tuvo durante el resto de su vida.

La artista, sobre el escenario, interpretaba temas de compositores cantados a mujeres.

Chavela Vargas Su voz desgarrada y ronca y la pasión que le ponía al interpretar sus temas sobre el escenario, donde muchas veces irrumpía a llorar de emoción, la convirtieron en una de las cantantes e iconos populares más relevantes de México. - Instagram

Ella nunca ocultó su homosexualidad, que por otra parte era un secreto a voces en un México conservador, pero tampoco le gustaba hablar de ella.

Chavela Vargas, es presentada como una mujer "hombruna" y orgullosa de su masculinidad, una mujer que tuvo innumerables amantes entre las que se encuentran varias esposas de senadores y figuras relevantes de México, una mujer que trató de ser aplastada y respondió con su voz, quebrada, sobre los escenarios.

La artista, vivió siempre sola, y al preguntarle si era enamoradiza, responde rotundamente que no, pero que sí que amó porque "quien no ama, no vive".

Alcohólica, violenta, autodestructiva, con una gran seguridad en sí misma pero frágil como las copas que se bebía,  mantuvo un vínculo que duró años con  la abogada Alicia Pérez, probablemente el gran amor de su vida, con quien sostuvo una relación similar a la de Frida Khalo(quien también fue su amante) con Diego Rivera.

La diferencia, con Pérez  es que la fustigadora, el animal herido que que mordía a otros, fue ella, y vivieron una intensa historia de amor, donde a Chavela le gustaba ejercer de figura paterna con el hijo de Pérez.

Ella misma cita una anécdota donde Chavela trató de llevarse a su hijo con arma a enseñarle a pegar tiros.

La versión de Chavela, es que la "traicionó", pero la misma Pérez declara en el documental que no pudo aguantar tanta violencia y deshizo el vínculo donde Chavela fue siempre llamada "Señora" por Pérez y ella a su vez se refirió a ella como "Nena".

Chavela era de ese tipo de mujeres adictivas, que irrumpen y abandonan inesperadamente.

Su apego por la soledad le impedía dar más, pero a la vez deseaba que la amarrasen, para poder desprenderse de las cuerdas, a bocados. A la artista, le dolió que Pérez pusiese un fin a sus límites.

Vargas, en realidad fue una mujer solitaria, que disfrutó de su soledad y la gran pasión de su vida, fue la música, donde siempre se refugió.

Como toda persona autodestructiva, tuvo vicios, como el alcohol, llegando en ocasiones a cantar tan borracha que resultaba obvio.

Muy espiritual, fue a una comuna chamánica, para que la deshiciesen de su adicción.

Para la cantante, la muerte fue siempre muy importante y cita varias veces que en ocasiones se le presentó y que ella le pidió una prórroga porque aún le quedaba mucho que vivir. Y sí que vivió.

Chavela explora su estancia en España, donde fue íntima del famoso director Pedro Almodóvar, quien cumplió su sueño de que cantase en el teatro Olympia.

Esta mujer encierra todos los tópicos del artista infeliz, pero a la vez fue un ser salvaje, que vivió como ella quiso e hizo lo que le vino en gana, un ser con una fuerza tan brutal, que se negó a postrarse en una silla de ruedas, hasta sus últimos años, cuando verdaderamente no podía más.

Chavela, es la biografía de una mujer independiente pero necesitada, una mujer social, pero ermitaña, una mujer que no concibió su existencia sin la intensidad, tanto con felicidad como con sufrimiento.

"Nosotros y nosotras, tenemos que vivir el hoy, no pienses en el ayer ni el mañana. Hoy". Chavela Vargas

No te pierdas el video en