Los príncipes George y Charlotte ansían unas divertidas vacaciones

Los hijos mayores del príncipe Guillermo y la duquesa Catherine esperan salir de su castillo

Los hijos mayores de los Duques de Cambridge, los príncipes George y Charlotte, comienzan esta misma semana sus vacaciones de verano y anhelan salir del Palacio de Kensington, donde han estado confinados preventivamente desde marzo para impedir la propagación del covid-19.

Los pequeños príncipes, igual que la mayoría de escolares del mundo, han sido educados en casa por sus padres, el príncipe Guillermo y la duquesa Catherine, y ahora que por fin en Reino Unido comenzaron a flexibilizar las restricciones para frenar la pandemia, se prevé una salida recreativa, no muy lejana.

Conoce los apodos de Kate Middleton, el príncipe William y sus hijos

Descubre las singulares muestras de cariño y picardía de miembros de familia real de los duques de Cambridge con estos apodos.

Pero, ¿dónde? Según las vacaciones anteriores y el anhelo que ha manifestado la duquesa Kate, pudiera ser en la mansión de Bucklebury donde viven sus familiares, y ella ha manifestado que los extraña.

Destinos posibles

 

Los padres de la Duquesa, Carole y Michael Middleton, que les encanta mimar a los Príncipes de Cambridge, pasaron la cuarentena con el hermano menor de la duquesa Catherine, James, y su prometida, Alizee Thevenet, en su casa de Bucklebury Manor.

Es una mansión de estilo georgiana y que incluso está desde 1983 en la lista de edificios catalogados como Grado II del Reino Unido, que son aquellos que tienen interés especial.

Tiene siete habitaciones en dos plantas, una inmensa biblioteca con una chimenea de sillería, más piscina y pista de tenis en su terreno de 18 acres.

Con la reina abuela

Otro destino probable es Escocia. Para unirse a las tradicionales vacaciones de la reina Isabel en su residencia de Balmoral, una mansión con finca, que hoy ocupa 20.000 hectáreas de bosques.

También tiene unos 150 edificios, que incluyen hasta una destilería de whisky de malta .

En la finca hay colinas y pastizales y que alberga animales como ciervos rojos, ardillas o urogallos. Un oasis que la reina Isabel ama, y que sin duda, los niños también.

Te recomendamos en video: