La dieta que Kourtney Kardashian seguirá para bajar los kilos de la cuarentena: pros y contras

La celebridad es otra de las aficionadas al ayuno intermitente.

Al igual que muchas personas en la cuarentena, Kourtney Kardashian engordó un par de kilos más. Nada del otro mundo. Consciente de que es un proceso normal, la socialité ya se pone manos a la obra para regresar a su figura habitual.

Para esto ha escogido una peculiar dieta que desde hace tiempo ha dividido en dos bandos a los especialistas. Unos se inclinan por sus beneficios, en caso de tener un organismo capaz de soportarla, y otros prefieren mejor descartar y no volverla más popular.

Se trata del ayuno intermitente, que consiste en no comer durante determinadas horas al día y luego entrar en un ciclo donde tu cuerpo podrá obtener las calorías que necesita. El tiempo depende de lo estricta o no que sea la persona al realizarlo.

Kourtney Kardashian cuida su piel con un producto muy barato La socialité quiere perder los kilos aumentados en cuarentena. - Instagram

En el caso de Kourtney Kardashian no come hasta las once de la mañana según lo que dijo en el programa de su amiga, Stephanie Shepard, citado en la revista Hola.

Paralelamente consume de forma regular un smoothie de aguacate, que acompaña con vitaminas todos los días, y en general su alimentación es muy verde, libre de glúten y sin azúcar.

Pros y contras

Este controversial método se ha ganado la aceptación porque aumenta el metabolismo, favorece la pérdida de peso de una forma más rápida y reduce la inflamación, conforme con el mismo medio.

A diferencia de otros regímenes alimenticios no se enfoca en una restricción calórica o la eliminación de algunos alimentos, aunque se recomienda hacerlo para mejores resultados.

Kourtney Kardashian despierta las sospechas de reconciliación con Scott Disick por esta fotografía

Los seguidores de ambos se preguntan si realmente se trató de una casualidad.

Generalmente el ayuno se hace durante 12 horas pero hay quienes aplican la fórmula 16:8, 16 sin comer y ocho para alimentarse. De igual manera se puede realizar un día sí y al otro mantener una dieta normal.

Los detractores de esta modalidad afirman que incrementa las posibilidades de sufrir el efecto rebote, aumento de la sensibilidad a la insulina, ansiedad, forzar órganos como el hígado y los riñones, acelerar el envejecimiento celular, entre otros.

Te recomendamos en video: