Meghan y Harry fueron criticados por usar logotipo con corona

Enviaron una carta a una fundación y fueron reprochados por usar símbolos de la realeza a la que ya no pertenecen

Como es bien sabido, los duques de Sussex, Meghan y Harry, dejaron de forma oficial su posición como miembros senior de la Familia Real británica, por tanto, les queda prohibido usar los títulos de "realeza", así como sus simbolos.

Y ante ello, fueron criticados por enviar una carta cuyo membrete llevaba el logotipo de ellos como esposos, con una corona sobre sus iniciales.

 

La carta fue de agradecimiento a la fundación StreetGames, con la que trabajaron para entregar comidas durante la pandemia. La fundación la compartió en sus redes, y los seguidores salieron a criticar.

Simbolos de la realeza

Si bien firmaron simplemente como Harry y Meghan, hubo un detalle que llamó  la atención, pues utilizaron la papelería que todavía incluye su monograma real en la parte superior.

Algunos seguidores de la realeza han preguntado por qué la pareja sigue usando ese simbolo que se hizo para representarlos en sus funciones oficiales desde días después de su boda.

Mientras el Príncipe Harry y Meghan Markle dejaron de usar la palabra royal en su comunicación, tal como les solicitó la Reina, siguen usando el sello en el que sus iniciales se encuentran ‘coronadas’ con una tiara.

El mismo logotipo es usado como imagen de perfil en su cuenta de Instagram, la misma que tuvieron que abandonar al dejar de usar la palabra royal para identificarse.

Tradición

La razón detrás de esta decisión parece ser que Harry es, a fin de cuentas, el hijo del heredero al trono.

Y es que según la tradición, los hijos de los herederos al trono tienen derecho a tener este tipo de distinciones, algo que se explicó cuando ante su enlace matrimonial se realizaron estos trámites tradicionales para los Sussex.

En el acuerdo al que se llegó con la Reina ante la renuncia de los Sussex a sus posiciones oficiales, se determinó que lo que dejarían de usar sería su denominación de Su Alteza Real, que si bien mantendrían, no sería llevada en público.