Famosos demuestran que la coparentalidad funciona y solo es apta para parejas maduras

Sin lazo romántico o matrimonial de sus padres, muchos niños están creciendo en el mundo actualmente.

Entre los cambios que atraviesa la sociedad, uno muy importante es la manera como han cambiado las dinámicas para formar familias y traer niños al mundo. Una de las novedades es la coparentalidad, un acuerdo fuera de lo amoroso, para ser padres.

Este término puede hacer referencia a la unión, sin vinculaciones matrimoniales o afectivas, entre dos personas para criar un hijo pero también está evolucionando a las personas que ya no quieren mantener una relación pero sí llevarse bien en beneficio de sus pequeños.

5 cosas que las mujeres inteligentes hacen cuando terminan una relación

Luego de una ruptura los más importante siempre son ellas

Justamente en el mundo del espectáculo la coparentalidad cada vez es más popular y también controversial en el sentido que deja abierta la puerta a constantes especulaciones sobre reconciliaciones, sin embargo, no es el fin de los protagonistas.

Entre los famosos que son padres sin ser parejas está Kylie Jenner y Travis Scott e incluso sus hermanas Kourtney Kardashian con Scott Disick y Khloé Kardashian con Tristan Thompson.

Coparentalidad Kylie y su hija Stormi. - Instagram

 

Las exparejas de las divas estadounidenses a veces pasan periodos viviendo con ellas en la misma casa, se van de viajes familiares, asistente a fiestas y reuniones juntos, es decir, la convivencia se mantiene para que ambos puedan disfrutar de ser padres sin perderse los momentos más especiales con sus hijos.

Imitando este nuevo modelo familiar en la farándula mexicana se encuentran Aislinn Derbez y Mauricio Ochmann, quien recientemente le pidió el divorcio a la actriz y de forma muy madura a través de las redes sociales han mostrado lo bien que se llevan a pesar de la ruptura.

Coparentalidad Aislinn Derbez y Mauricio Ochmann. - Instagram

 

Expertos aseguran que para que esta dinámica funcione sin haber una relación afectiva ni sexual de por medio, el vínculo tiene que estar basado en el respeto y la responsabilidad.

"No hace falta convivir para formar un núcleo familiar, pero sí quererse reconocer como tal y dedicar recursos (de tiempo y de otro tipo) al cultivo de las relaciones entre quienes lo forman. Sí creo que llegará a hacerse más común”, explicó María Elisa Chuliá, doctora en Ciencias Políticas y Sociología, al diario El País.

Te recomendamos en video: