Natália Lage redefine a la mujer en la industria del cine para adultos en HARD

La nueva serie de HBO quiere dar una nueva mirada sobre una de las industrias más polémicas -y consumidas- del mundo con una perspectiva femenina.

Natália Lage es la protagonista de la serie HARD, una adaptación de la comedia francesa homónima y uno de los nuevos estrenos del canal de suscripción HBO.

Allí se cuenta la historia de Sofía, una dedicada ama de casa que acaba de enviudar. Elegante y recatada, renunció a la carrera de abogada para cuidar a su familia. Después de la muerte repentina de su marido, Sofia ve cómo su vida perfecta se desmorona al descubrir que él mintió durante toda la vida sobre su profesión y que la herencia que deja viene en la forma de una productora de películas porno. Ahora, ella debe adaptarse a su nueva vida.

Ahora bien: no es ser otro de los nombres que trascendieron la industria para ser parte de la cultura popular, como Jena Jameson o Sasha Grey, entre otras. Va por otro lado: aprender sobre la industria pornográfica y reivindicar el papel de la mujer en ella, que ha sido ampliamente debatido por su elemento de machismo, sumisión, explotación y empoderamiento (de forma contrastante)  en todas las décadas de la existencia de los videos para adultos, que en tiempos digitales es una de las industrias más consumidas del mundo.

Sofía querrá lograr  todo esto detrás de cámaras, en un lugar donde podrá contar sus propios relatos, tal y como su homónima Amarna Miller en la vida real, entre otras mujeres que asumen el rol de productoras, para empezar. Hablamos con Natália Lage sobre cómo interpretó a su  personaje y cómo podría lograr su cometido.

HARD parece ser una serie muy particular. ¿Qué fue lo primero que pensó al leer el guion?

Pensé que tenía un gran personaje en mis manos, dentro de una trama que discute los prejuicios y la posibilidad de reinventarse después de un momento trágico, pero de una manera ligera y agradable de ver.

¿Qué fue lo que más le llamó la atención de Sofía como personaje?

Creo que es precisamente esa figura que ella representa:  sólida en sus convicciones, pero para una situación de vida determinada necesita reevaluar sus valores y conceptos sobre muchos aspectos de su vida. Y debido a que la curva dramática del personaje es muy rica, vi la posibilidad de enfrentar un maravilloso desafío como actriz.

¿Cómo es y cuál es la importancia de la mirada femenina en esta serie?

Sofía es una mujer conservadora, madre de dos hijos, de clase media alta, cuyo mundo se derrumba después de la muerte de su esposo. Aunque es reacia a aceptar lo que le sucede, finalmente logra inventar una nueva forma de estar en ese nuevo mundo, de mirar a las personas, los niños, el trabajo, el amor, el sexo y muchas otras cosas. Simboliza esa fuerza femenina para cambiar las cosas y la capacidad que tenemos las mujeres para organizar tantas responsabilidades al mismo tiempo.

¿Cómo se asimila el cambio, hablando del personaje, de una mujer que parece ser el ideal social a una que se hace cargo de una de las productoras más importantes de la industria porno, donde precisamente se condena a esas mujeres por lo que hacen?
Ella se encuentra en un callejón sin salida y necesita lidiar con esta nueva realidad que está viviendo. Por eso, trata de hacer que ese ambiente sea más agradable para ella y, tal vez, intenta adaptarlo a sus propios gustos. De esta manera, quiere darle mayor calidad a las producciones que se hacen en Sofix y cambiar la forma a la que estaban acostumbrados al hacer pornografía. Su postura termina sonando feminista, aunque tiene poca conciencia de esta función social con las elecciones que toma.

¿Cómo se va encontrando su personaje en este proceso?

Al principio sufre porque no encaja en ese universo, no lo disfruta, pero poco a poco se involucra con las personas que trabajan en la productora y disfruta de la posibilidad de tener una carrera, dirigir un negocio y contribuir creativamente para innovar en el mercado de la industria del porno.

Cuéntenos un poco más de esa mirada que le da HARD a la industria pornográfica que en nuestro mundo recibe duras críticas por la imagen e hipersexualización de sus actrices.

Para los ojos de Sofía el tipo de pornografía realizada por el productor es superficial, sexista y no apunta a las tramas, la calidad de actuación o el placer femenino. Por lo tanto, intentará reformular esta forma de hacer películas. La serie da un vistazo a este universo mostrando a las personas detrás de los estereotipos.

HARD se estrenó con una gran parte de la población mundial confinada en casa. ¿Cómo lo ha vivido?

Me dio mucha pena no poder socializar con los queridos amigos del elenco y el equipo, pero, por otro lado, creo que el hecho de que las personas estén en casa consumiendo una gran cantidad de productos audiovisuales puede ser bueno para la serie. Espero que pueda traer algo de aliento, diversión y reflexión en estos tiempos oscuros.