Tres películas con unos de los mejores finales de la Historia del Cine

"The Goodfather", "The good, the bad and the ugly" y "Jaws", son tres películas ideales para ver en cuarentena y que además tienen unos cierres sobresalientes.

 

Spoiler.

El lector que no las haya visto descubrirá su final.

Sin embargo, estas tres películas, dentro del cine clásico, son de visionado obligatorio para cualquier cinéfilo.

Dos de ellas "The Godfather" y "Jaws" están en Netflix.

"The good, the bad and the ugly" puede alquilarse online.

Todas, están incluidas en la lista de American Film Institute como las mejores películas de la Historia del Cine .

                                                                        1.The Godfather, 1972.

  • "The Godfather", El Padrino, se basó en una novela del novelista Mario Puzzo. Le pre producción fue más que polémica debida a que varios de los productores no querían a Francis Ford Coppola como director ni a Marlon Brando ni Al Pacino como actores.
  • ¿Podría imaginarse la película sin estos tres pilares?
  • Con una fotografía a cargo de Gordon Willis amarronada, amarillenta, muy oscura para el cine de los 70, donde primaban los colores chillones, fue un riesgo que cuando finalizó el rodaje, hizo pensar a Coppola y a los productores ejecutivos que el filme era un fiasco y sería un fracaso en taquilla ( nada más lejos de la realidad).
  • El descorazonador final retrata cómo Michael Corleone, después del asesinato de su esposa siciliana, ha roto su inocencia y se ha dejado pervertir por el poder de la Mafia.
  • Corleone es un ser desprovisto de sentimientos, e incluso la fotografía vuelve a jugar un papel esencial, mostrándolo con menos iluminación enfatizando en su mirada (nadie podría haberlo logrado sin los ojos de Al Pacino) y ayuda a que entorne una frialdad y psicopatismo que lo convierten en uno de los villanos más grandes del cine.
  • Es magistral la secuencia en la que están bautizando al hijo de Connie, la hermana de Michael, de quien él será su padrino.
  • En una perturbadora escena en la Iglesia, bajo la música del organillo, el nuevo jefe de la Mafia ha ordenado asesinar a los otros cuatro Dones con los que mantenían la discordia.
  • Michael, como padrino del bebé, se expone en la ceremonia ante el cura, que le pregunta  si cree en el Dios Todopoderoso, si cree en Jesucrito como su Hijo, y por úlimo si renuncia a Satanás.
  • Este responde afirmativo a todas las preguntas, con una mira impávida, mientras van ocurriendo los asesinatos bajo su ordenanza, al ritmo de la música del organillo, entrelazándose con Corleone en el bautizo.
  • Michael, finalmente, ordena matar a Carlo Rizzi, el esposo de Connie, en un ajuste de cuentas al enterarse de que intervino en el asesinato de su hermano Sonny.
  • Su hermana acude llorando y lo acusa furiosa mientras él permanece estático.
  • Es un ser desprovisto de cualquier atisbo de humanidad. Cuando su hermana no está, su mujer, Kay(Diane Keaton) quiere saber la verdad. Él comienza a violentarse:
  • "Esta única vez que puedes preguntar", le impone.
  • Ella, temblorosa vuelve con la pregunta de si es cierto.
  • Él, mirándola a los ojos responde que no, para enfocar después la cámara el rostro aliviado de Kay.
  • Ambos se abrazan. La atención vuelve a recaer en Michael, que no muestra ninguna expresión.
  • Kay cree a su esposo y va a preparar unas bebidas.  En la escena final, ella está preparando una bebidas y desde el pasillo, ve como Michael recibe el saludo de varios amigos que le expresan sus respetos como el nuevo Padrino.
  • Uno de ellos cierra la puerta y Kay vuelve a cobrar protagonismo, al darse cuenta de la verdad, que se ha casado con un nombre que ha hecho de la mentira su modus operandis."

    "Si algo nos ha enseñado la historia, es que se puede matar a cualquiera".

                  2.Jaws, 1975.

 

  • "Jaws", Tiburón, es una de las películas más taquilleras de la Historia del Cine.
  • El rodaje, como muchos de las mejores películas, fue complicado principalmente porque el tiburón fabricado no funcionaba correctamente y la mandíbula se atascaba.
  • Como anécdota, el equipo lo bautizó como Bruce.
  • Fue entonces cuando a un desesperado Steven Spilberg se le ocurrió que no había más terror que no mostrar lo que sucedía debajo del agua.
  • Así, el suspense (con muchos homenajes a Hitchcok), se mantuvo hasta el final, cuando Bruce ya era una perfecta réplica del  gran tiburón blanco.
  • Hay tres hombres. El protagonista, el sheriff de la localidad, Martin Broody (Rob Schneider), el marinero y catiburones profesional Sam Quint (Robert Shaw) y el biólogo Matt Hooper (Richard Dreyfuss).
  • Desde un principio se ve la animadversión entre estos dos, la brutalidad patriótica de Quint contra el intelectualismo de izquierdas de Hooper.
  • En una de las últimas escenas, los tres están borrachos en un barco y se muestran las cicatrices que tienen.
  • En un momento Quint habla de su marca más aterradora, que fue cuando combatió en la II Guerra Mundial y vivió desde una nave marina el ataque de Pearl Harbor.
  • Quint, ahora serio, describe cómo los supervivientes estuvieron cinco días en el mar y los tiburones fueron llegando, devorando a los más desafortunados.
  • Este es en la realidad el mayor ataque de tiburones de la Historia, se cree que unos 200 marines fueron pasto de los escualos.
  • Después de narrar el hecho, empiezan a brindar y a reírse, hasta sentir un temblor, provocado por la bestia. A la mañana siguiente comienza la verdadera cacería. Las secuencias de la lucha son visualmente tan hermosas como emocionantes. El océano imponente, el hombre, el animal, la caza, el cielo azul pálido, borroso por la niebla marina
  • Los tres tratan de atraparlo bajo un barril, sin resultado.
  • Es cuando Hooper decide bajar en una jaula con una lanza hipodérmica para tratar de matarlo.
  • Esta es la primera vez que el espectador puede ver al monstruo bajo el agua, tratando de atacar al biólogo, mordiendo los barrotes y el desarrollo vuelve a centrarse en lo que ocurre en el barco, con Martin y Quint intentando subir la jaula.
    Jaws Jaws detrás de las escenas. El rodaje fue más que complicado por los elevados costes, principalmente por la construcción del tiburón blanco. - Instagram
  • En otra escena alternada, la cámara muestra a Hooper escondido tras unos arrecifes.
  • Mientras Quint va izando la jaula que aparece sin el biólogo, su sorpresa dura apenas unos segundos hasta que aparece la furiosa criatura que carga contra el barco, lo que provoca su inundación y que se incline peligrosamente.
  • Martin y Quint tratan de agarrarse para no deslizarse hacia la muerte,  pero el segundo, va descendiendo asiéndose de la mano del sheriff con la mala fortuna de resbalar para caer en las fauces del tiburón.
  • Sus gritos de terror son tan sobrecogedores como sus pataleos, para evitar llegar a la boca del escualo, que inevitablemente lo va devorando, con una última dentellada en medio del estómago, que hace que Quint no chille más, falleciendo al instante.
  • Se hace un silencio, mientras el animal desciende para devorar a Martin. Él, mientras tanto, prepara una botella hidráulica, que aprovecha para introducírsela al tiburón cuando regresa.
  • A punto de devorar al protagonista, este pronuncia las famosas palabras "Smile, son of bitch" (sonríe hijo de puta), a la vez que dispara contra la botella y lo hace estallar en mil pedazos.
  • Martin, sonríe aliviado pero con un deje de tristeza por ser el único superviviente hasta que sale a flote Quint.
  • La película finaliza con ellos dos nadando sobre unos barriles, con la tranquilidad de que nada sucederá debajo del agua.
  • La música ahora es triunfal, al contrario que la famosa melodía compuesta por John Williams.

"Sonríe, hijo de put…"

 

3.Il buono, il brutto, il cattivo,1966.          

  • El duelo final entre los tres protagonistas de este spaghetti western dirigido por Sergio Leone, ha sido reconocido como una de las mejores escenas que ha creado el cine.
  • El bueno a quien denominan "El rubio" (Clint Eastwood), El malo (Lee Van Cleef) "Sentencia" y El feo (Eli Wallach) El Tuco, se encuentran en el cementerio para lograr quedarse con el oro.
  • Con la mítica e icónica banda sonora de Ennio Morricone, durante unos minutos la cámara enfoca a los tres hombres, situados sobre un círculo para batirse en duelo.
  • Las miradas de desconfianza sobre a quién disparar acaparan la atención. Mientras que Sentencia y El Tuco parecen nerviosos, El Rubio, con un cigarrillo entre los labios, se mantiene estático.
  • La tensión se va acrecentando al ritmo de la música.
  • La cámara va enfocando en primeros planos que duran microsegundos los rostros en primer plano de los tres.
  • Figuran imágenes de los vaqueros introduciendo la mano en la cartuchera para sacar el revólver.
  • Con la banda sonora en el punto álgido, hay unos neuróticos brevísimos planos de las miradas de los tres hasta que El Bueno dispara a Sentencia, que muere.
  • El Tuco, trata de matar a El Rubio pero se lleva la sorpresa al comprobar que su revólver ha sido descargado por su rival.
  • Un imperturbable Clint Eastwood, obliga a El feo a cavar,
  • El Tuco obedece y cava en "la tumba sin nombre", logrando encontrar el tesoro.
  • Una vez extraído, se le muestra exultante, tomando las bolsas y regocijándose ante las monedas de oro revulsivamente.
  • Él cree que los dos lo compartirán.
  • Sin embargo, los planes del duro de Clint Eastwood son otros, y obliga a El Tuco a pasarse por el cuello una soga para después atarle las manos por detrás.
  • El bueno el malo y el feo Parte de lo que incrementa la tensión en el duelo final de la película son los primerísimos planos que duran microsegundos de los 3 actores. - Instagram
  • No obstante, El Feo, tiene los pies apoyados sobre un inconstante soporte de madera.
  • El Bueno, con una exquisita crueldad, deja varias bolsas debajo de él repletas de dinero.
  • Mientras El Feo implora, El Rubio se va alejando desde su caballo.
  • Hay una impresión de que va a dejar al desgraciado luchando por su vida en la horca, pero dispara de lejos a la cuerda, donde El Tuco cae, maniatado sin poder tocar el dinero.
  • "Otra vez como los viejos tiempos. Mitad para ti, mitad para mí", le dice El Bueno que se aleja en su caballo mientras El Feo gimotea, impotente.                                           

"El mundo se divide en dos categorías: los que tienen el revólver cargado y los que cavan. Tú cavas".

 

  • CIENCIA Y PELÍCULAS "ADRENALÍNICAS"

Hay una premisa científica sobre las películas de acción o terror.

El espectador al estar en vilo durante toda su proyección, hace trabajar al gen COMT.

¿Qué es el gen COMT?

El gen COMT tiene, entre más funciones  procesar importantes neurotransmisores como la dopamina y adrenalina.

La adrenalina forma parte del grupo monamina, que incluye la serotonina, conocida como "la hormona de la felicidad".

Siguiendo esta línea, podría decirse que ver películas "adrenalínicas", es bueno para la salud.

 

No te pierdas el video en