"Todo se nos caía a pedazos": Maly Jorquiera revela que el 2019 fue un año "horrible"

El 2019 no fue un año para la comediante.

Siempre se muestra alegre y con el humor a flor de piel, pero lo que pocos saben es que Maly Jorquiera no ha tenido una vida fácil tras perder muy joven a su madre por un cáncer y sumado a eso, 2019, no fue precisamente uno de sus mejores años.

Tras dejar el programa Milf de TV+, e integrarse a Sigamos de Largo, de Canal 13, la comediante no tuvo la mejor evaluación en un inicio. Sin embargo, y con el pasar de los meses, Maly se fue afiatando con sus compañeros y logró adueñarse del cariño de la audiencia en el programa de trasnoche.

En conversación con el programa El Aperitivo de Revista Velvet, Jorquiera reveló que, aunque ahora está bien, no lo pasó bien. “Estás bailando con la bonita, Maly, estás feliz, estás bien”, comenzó diciendo Jordi Castell.

“Es que yo, aunque estuviera mal, siempre le voy a poner actitud. Bailo mucho con la fea. Te contara el año pasado que estuve… El 2019 para mí fue un año horrible, pero mi mente no sé qué tiene que todo lo ve positivo", comenzó relatando.

Luego, la actriz ahondó en un problema que afectó su vivienda. “Para mí fue duro, fue heavy. Imagínate que fue tan terrible, esos años como de mierda, que un día estamos con Freire y con Lucas y se nos llovió el techo. Se abrió el techo de nuestra casa a las cuatro de la mañana. Ya como que todo era un nivel de weás terribles”.

El episodio de su casa, fue sólo uno de los momentos malos que vivió la actriz el año pasado. “No había por dónde. El año fue tan de mierda que nos fuimos a la chucha. Todo en mi casa salía mal… Imagínate estar durmiendo con tu hijo en su cunita, abrigado, y el techo se abre, se rompe, no tienes por dónde, y se llueve tu cama", explicó.

“O sea, que se llueva tu casa me importa una wea, porque yo he pasado por todas. Pero que se llueva tu cama es porque de verdad había una maldición horrible", agregó.

La crisis, incluso, dejó a la conductora de Sigamos de Largo con problemas de salud. “Nosotros lo pasamos muy mal. Yo terminé con crisis de pánico. O sea, no tuve crisis de pánico mientras mi mamá murió poh… El 2019 para mí es un año para olvidar”.

“Para mí también, yo creo que para varios fue un mal año”, comentó Jordi. “Horrible. Te hablo de una persona que ha vivido muertes importantes, como la de mi mamá, pero el 2019 todo se nos caía a pedazos. No te hablo solo de la casa, era todo, como que había una weá", respondió Jorquiera.

Afortunadamente, la actriz agradeció el apoyo de su pareja, el standapero Sergio Freire. “Gracias a Dios con Freire tenemos un amor infinito el uno por el otro, siempre queremos que el otro esté bien y no nos gusta pelear. Pero estábamos en un nivel así… El 2019 fue horrible”, cerró.