Angelique Boyer convive "entre corajes" con Sebastián Rulli en la cuarentena

La actriz reconoció que no estaban acostumbrados a permanecer juntos durante tanto tiempo.

Angelique Boyer se sinceró sobre cómo atraviesa la cuarentena junto a su pareja, el actor Sebastián Rulli, con el cual ha tenido que compartir más tiempo de lo usual.

La artista de raíces francesas fue muy franca al respecto, contando que todo el proceso no ha sido tan fácil como parece en los vídeos de Tik Tok que han publicado, donde se les ve muy compenetrados.

Amor a prueba en la cuarentena

Como cualquier pareja normal, hay momentos que hicieron aparecer molestias entre ambos, lo que ha significado madurez para su relación.

"Entre corajes que de pronto hay porque a uno no le gusta lavar los platos o poner la mesa pero ni modo, nos aguantamos, y entre eso de aguantar, madurar y respetar al otro, porque es cierto, no estamos acostumbrados a estar 24/7″, explicó la actriz según declaraciones de Univisión.

Angelique Boyer Sebastian Rulli y la actriz siempre han sido transparentes con su relación. - Instagram

Del mismo modo añadió que se reparten las tareas del hogar para lograr un equilibrio, con actividades que están planificadas desde que se despiertan.

"Desde que nos levantamos, la primera actividad es tender la cama, ordenar el cuarto, prepararnos para desayunar, nos hemos repartido las tareas, él hace la avena, yo preparo los huevos. Él pone la mesa, yo limpio, así la llevamos poco a poco".

Así han sido los 5 años de amor de Angelique Boyer y Sebastián Rulli

Angelique Boyer y Sebastián Rulli han sido una de las parejas más estables del espectáculo

La estabilidad de Angelique Boyer

También compartió que es importante darle espacio al otro para respetar las intimidades personales y hacer más llevadero el período de aislamiento, sanamente.

"Sí hay que buscar espacios donde el otro necesita estar más tranquilo, el respeto es lo más importante", agregó en la conversación con el diario El Universal.

Asimismo, este tiempo ha consolidado el vínculo que mantienen desde hace cinco años, a pesar que ya ha aclarado anteriormente que prefiere que Rulli no le proponga matrimonio.

"He madurado muchísimo, el hecho de ocuparse de la casa es una labor que te hace echar raíces, me siento mucho más involucrada con mi pareja, con mi hogar, y ha sido un tiempo en el que hemos podido arreglar detalles que no habíamos visto", finalizó.

Te recomendamos en vídeo: