Presentadores de La Red le dan duro a Johanna Fadul por ser sensual en redes

Opinión: La misoginia de ese programa no tiene fin.

Por: Luz Lancheros @luxandlan*

En la televisión colombiana todavía creen que hacer crítica de moda es insultar de manera racial, social y hacer slutshaming a la gente solo porque se muestra como quiere. Presentadores de La Red le dan duro a Johanna Fadul por ser sensual en redes

Incluso, más allá de la moda: la mujer que muestra su sensualidad sin tapujos porque su cuerpo es suyo, es condenada.

Esto pasa con los  presentadores de "La Red", que no solo denigran a las famosas a veces por cómo se visten.

También por lo que hacen, con un código moral propio de la Era Victoriana.

Presentadores de La Red le dan duro a Johanna Fadul por ser sensual en redes

Aún no han entendido que el cuerpo de una mujer puede ser sensual si ella controla su relato y esto no tiene por qué ser ofensivo.

Esto, porque a Johanna Fadul la tildaron de "vulgar" por sus expresiones y por mostrar su cuerpo como cualquier persona.

Ella fue incluida cuando hablaron de Yery Sandoval y Sandra Muñoz, que también mostraron su cuerpo.

Afirmaron que ella solo produce contenido provocador (¿pero cuál es su problema con esto?) y que "exagera" rayando en "la vulgaridad".

Esto, porque muestra piel, baila eróticamente y que desde "Sin senos no hay paraíso" no era nadie, porque que una mujer sea sensual para estos tres misóginos presentadores es un pecado y las mujeres anónimas tampoco pueden ser sensuales.

Sin embargo, alguien del programa sacó la cara por ella: otra mujer.

Mary Méndez sí que la defendió.

La presentadora defendió su talento, su cuerpo y dijo que le parecía todo esto más que injustificable.

Ellos aducieron a que era "una necesidad de llamar la atención", porque no es pecado que Thalía haga Tik Toks, por ejemplo, pero sí que una mujer sea poderosa a través de su sensualidad.

Y salieron con un argumento típico de macho :que debería dedicarse a la cocina.

A la televisión colombiana no ha llegado aún la revolución femenina de hace más de cuarenta años, menos a La Red.

*Las opiniones del escritor no son las del portal*