Jennifer Aniston confesó que su madre no asistió a su boda con Brad Pitt

La actriz tuvo una problemática relación con su madre

Jennifer Aniston ha alcanzado la excelencia en su carrera en el mundo del espectáculo. La actriz está disfrutando de una vida de ensueño, con varios papeles protagónicos en el cine y una carrera en alza, pero su historia personal es más compleja de lo que parece.

Jennifer, en sus memorias, reveló que pasó por un período difícil con su madre y ni siquiera la invitó a su ceremonia de boda del 2000 con Brad Pitt. La relación entre Aniston y su madre fue muy difícil y desafiante. Pero el dúo madre / hija hizo las paces antes de que Dow muriera en 2016.

 

Aunque sus padres estaban en el negocio, no querían que su hija se uniera a la misma profesión. Incluso la desanimaron de mirar televisión en casa. Su padre John intentó activamente mantener a Jennifer lejos de Hollywood. Sin embargo, no funcionó.

Brad Pitt conoció a Jennifer Aniston en 1998 y se casó con ella en Malibú el 29 de julio de 2000. En enero de 2005, Pitt y Aniston anunciaron que habían decidido separarse. Dos meses después, Aniston solicitó el divorcio, citando "diferencias irreconciliables".

Jennifer solucionó todo con su madre antes de su muerte, no sin antes pasar por varios problemas con su familia. Brad estuvo a su lado durante esos momentos.

Te recomendamos en video