Chiara Ferragni, el rostro por la lucha contra el coronavirus en Italia

La italiana está cambiando los paradigmas que rodean a las influencers, demostrando que, en tiempos de urgencia, sus vitrinas son imprescindibles. Se encuentra en cuarentena y recaudó 4 millones de euros para frenar el coronavirus. Suma y sigue.

Famosas hay para todos los gustos, perfiles en redes sociales también. Nos toca vivir una pandemia en épocas de comunicación fluida y sencilla; un teléfono lleno de opciones que nos mantiene pendientes, cerca de la gente que queremos, informadas y, por qué no, entretenidas.

No es algo que vivamos a diario. Muchas generaciones no habíamos estado ni de cerca de algo tan colectivo y mundial, y el rol que han tenido las redes sociales se posiciona como fundamental. Canales de noticias en línea, videos informativos, datos que se expanden a la velocidad que necesitamos, y celebridades que han dispuesto de sus cuentas para hacer más llevadero el momento.

Chiara Ferragni

Hace bastantes años, las influencers son parte primordial del entretenimiento. Día a día vemos cómo mujeres y hombres muestran sus talentos, gracias, estilos, conocimientos de manera online y construyen una fiel base de seguidores, espectadores de su contenido, esos mismos que durante esta era de coronavirus se han vuelto un alivio entre tanta incertidumbre.

Si te decimos Chiara Ferragni hay dos opciones: o tienes clarísimo quién es esta bloguera italiana de 32 años, que irrumpió en el mundo de internet durante el 2009 con su blog The Blonde Salad; o no tienes remota idea de quién podría ser.

Chiara Ferragni

Si ese es el caso, estás frente a una de las influencers más respetadas del momento, y no por su romántica historia de amor o sus increíbles viajes, lo contrario: la empresaria de la moda está ocupando toda su vitrina y contactos para salvar vidas en la enferma Italia.

Con 19 millones de seguidores en Instagram (@chiaraferragni), la hija de escritora y dentista donó 100.000 euros junto a su pareja, el famoso rapero Federico Leonardo Lucia, más conocido como Fedez -quien suma 10 millones de followers en la misma red social-. Y ese fue sólo el primer paso. Mediante la página de donaciones "gofundme", activaron una recaudación digital que en once horas alcanzó 2 millones de euros.

De seguidores que partieron aportando 5 o 10 euros, saltaron al mundo del espectáculo europeo para lograr recaudar 4 millones en menos de una semana. 200.000 personas se congregaron al llamado de la italiana, que desde el comienzo explicó el objetivo de todo el dinero: comprar maquinaria destinada a terapia intensiva para el hospital San Rafael de Milán.

Chiara Ferragni

"Los equipos necesarios para triplicar las camas de cuidados intensivos son equipos de ventilación, dispositivos de ventilación no invasivos y una serie de tipos de monitores", dijo la pareja de influencers mediante sus redes. En este mismo espacio es que ha mantenido la alerta para los seguidores extranjeros: "En Italia pensamos que se trataba de una gripe y tuvimos que aprender de forma mucho más dura que era algo más grande que eso", escribió la bloguera, que no ha temido en apuntar a Kylie Jenner o Vanessa Hudgens por bajarle el perfil a la situación mundial.

Su nombre ha colaborado con gigantes de la moda, como Dior, Hugo Boss, Louis Vuitton, Chanel, Yves Saint Laurent, Valentino, Tommy Hilfiger y un largo etcétera. Ha participado en semanas de la moda de Nueva York, Milán, París y Moscú. Portada de Vanity Fair, parte de la lista "30 Under" de Forbes, y hasta dueña de su propia Barbie, lanzada por Mattel en el 2016.

Su carrera y colaboraciones son tan extensas, que no sorprende que Oreo, la popular marca de galletas, la invitara, en febrero de este año, a ser la encargada de una edición limitada del producto: una línea de galletas con un envase personalizado por el logo de su exitosa firma de ropa, un ojo de pestañas largas.

Chiara Ferragni

Justo cuando la expansión del COVID-19 era inminente, la empresaria anunció que las prendas ligadas a la colaboración serían vendidas para destinar el 100% de las ganancias. Así, un polerón crop top con gorro y un pantalón bombacho de tiro alto, con la tendencia del fruncido en cintura y pierna, se agotó en tan sólo un par de horas, llegando a colapsar la página oficial de Chiara Ferragni Collection.

Todo lo que se propone Chiara pareciera cumplirse. El caso de su éxito no sólo cautiva marcas de la moda y tecnología, también causa interés en otras artes. De hecho, su vida queda registrada en Chiara Ferragni: Unposted, un documental, creado por Amazon que relata cómo la mujer se convirtió en indiscutible del mundo de la moda, gracias a su inteligente uso de redes sociales, que incluso llegó a ser presentado en el Festival de Cine de Venecia.

Chiara Ferragni

Con esta misma cadena estadounidense es que acaba de presentar uno de sus proyectos más grandes. Hace tan sólo cuatro días se estrenó Making the Cut, el programa que trae de regreso a los rostros de Project Runway, Tim Gunn y Heidi Klum. En el espacio brilla como jurado, compartiendo tarea con nombres como la reconocida modelo Naomi Campbell, la heredera Nicole Richie, y la editora de Vogue París, Carine Roitfeld.

Lleva más de un mes en distanciamiento social y sólo un poco menos en cuarentena, y transformó su influencia y conocimientos empresariales en una oportunidad para aportar realmente a las millones de personas que la siguen en línea; el espacio en el que partió y en el que se mantiene como una clara entendida de la moda, las tendencias, el arte de combinar y, por supuesto, contarnos cómo hacerlo.

Una nueva manera de hacer las cosas. En medio de la transformación mundial que vivimos, Chiara tomó la decisión de ser más que una famosa en pijama no sabiendo cómo entretener a su hijo. Actuó rápidamente, transformó todas sus visitas en una oportunidad para miles de habitantes italianos, y nos demostró que las redes sociales pueden llegar a ser un lugar hermoso, pues al final no son más que el reflejo de nosotros mismos.