Carmen Salinas se disculpa con los chinos por mensaje racista

La actriz dijo que el coronavirus era un castigo para los chinitos por comer perritos y gatitos. Y las Embajada de China exigió una disculpa pública

La actriz  mexicana  Carmen Salinas suele enternecer con sus papeles de abuelita y madre en las telenovelas mexicanas. Pero en la realidad sus ligerezas al hablar la alejan de aquella imagen conmovedora.

Hoy, ante una nueva imprudencia le tocó disculparse con todo el pueblo chino a través de su cuenta de twitter.

El impase ocurrió luego que, hace una semana la actriz con 60 años de trayectoria artística, comentara públicamente que el coronavirus  "era un castigo a los chinitos" por comer  perros y gatos.

 

"Se comen a los perritos y a los gatitos, no juegues. Por eso les dio esa enfermedad. No los castigó Dios, los castigó la vida por andar de tragones", expresó literalmente.

Tal declaración no fue nada grata para el gobierno de este país y, por tal motivo, la Embajada de China emitió un comunicado donde condenaron sus palabras, y le pidieron una disculpa pública.

 

Racista e ignorante

La diplomacia China expresó también que el término “chinitos” es un comentario sumamente racista “que apareció en el siglo 19, abandonado por la historia y nuevamente utilizado en el siglo 21″.

Además, la representación diplomática del Gigante Asiático calificó como "extremo" el discurso de Salinas,  quien "revela su falta de conocimiento básico y su ignorancia".

También apuntó:

"Esto es una flagrante provocación al pueblo chino y a los chinos residentes (fuera de su territorio) y, además, refleja carencia de valores hacia la humanidad”.

Ante tan contundente comunicado, la actriz ofreció disculpas a través de Twitter.

 

 

Carmen Salinas expresó que ofrecía sus "más sinceras disculpas por el daño y el malestar" que sus comentarios ocasionaron. Y añadió:

 

"Entiendo que en estos momentos en que el mundo enfrenta una amenaza tan grande, en nada ayudan palabras que ciertamente ofenden y señalan sin razón".

"Puedo asegurarles que nunca tuve la intención de dañar y que mi arrepentimiento es sincero, por lo que me comprometo además a no repetir esta situación”, concluyó.