Así es como el coronavirus ha afectado a la Familia Real

La mayor preocupación de la Familia Real son la reina Isabel, de 93 años y el Príncipe Felipe, de 98 años.

La situación con la pandemia de coronavirus no ha sido fácil para nadie, ni siquiera para la Familia Real de Inglaterra. Y es que ante la incertidumbre que está ocasionando el COVID-19, se han tenido que tomar medidas drásticas para cuidar a todos los miembros de la familia, especialmente a la reina Isabel, de 93 años, así como al Príncipe Felipe, de 98 años.

La primavera en Windsor suele ser una de las estaciones más gloriosas del año pero la crisis se ha reflejado en el vacío que se siente fuera y dentro del palacio. Buckingham tampoco es lo mismo sin el folclor de los miles de turistas que año recorren los alrededores. Se ha restringido el acceso a los visitantes así como las tradicionales ceremonias que dan vida al recinto de la Reina.

Sus compromisos públicos se han pospuesto, junto con la cancelación de las fiestas en el jardín de este año en el Palacio de Buckingham. La visita de estado del emperador japonés y su esposa que estaba programada para estos días también fue suspendida.

Al igual que el resto de nosotros, la Familia Real ha tenido que adaptarse y trabajar en torno a los consejos emitidos por el gobierno, ya que todavía deben cumplir el papel que se espera de ellos.

TAMBIÉN LEE: Documentales para entender a la realeza que puedes ver en streaming

De acuerdo a fuentes oficiales de la Familia Real, alrededor de 100 empleados fueron enviados a casa para permanecer en cuarentena., mientras que sólo 8 han quedado a cargo de los monarcas.

Ni siquiera los miembros cercanos de la familia pueden verla, esto incluye a sus pequeños bisnietos George, Charlotte y Louis. Ni el duque de York, que vive en la finca de Windsor, y el príncipe Edward y su esposa, Sophie, que viven en las cercanías de Bagshot, no la han visto en días.

TAMBIÉN LEE: No creerás los extraños hábitos alimenticios que tiene la familia real británica

La Reina está prçacticamente confinada, evitando el mayor contacto posible con terceros.

‘No se puede arriesgar con la seguridad de la Reina en vista de su edad y la del Duque. Pero también es para el beneficio de todos los que trabajan en el Castillo. A todas las empresas se les ha dicho que envíen a la mayor cantidad posible de su personal a casa, y la Familia Real no es diferente". reveló la fuente.

En una declaración al Reino Unido, la Reina dijo que la nación está "entrando en un periodo de gran preocupación e incertidumbre", pero que la "historia del país ha sido forjada por personas y comunidades que se unen para trabajar como una sola". Ella agregó: "En momentos como estos, recuerdo que la historia de nuestra nación ha sido forjada por personas y comunidades que se unen para trabajar como una sola, concentrando nuestros esfuerzos combinados con un enfoque en el objetivo común".

 

Te recomendamos en video