La lujosa vida de Emme y Max, los hijos de Marc Anthony y Jennifer Lopez

Son años de trabajo los que permiten ahora esta vida de lujos.

Emme y Max son los consentidos de la Diva del Bronx. Ambos han heredado la belleza y el talento artístico de sus padres, además de sus gustos excéntricos.

Emme y Max, los hijos mellizos de Jennifer López y Marc Anthony, son inseparables de la Diva del Bronx y, por ende, tienen una vida llena de lujos y comodidades que son la envidia para cualquier adolescente de su edad.

Los gemelos, de 10 años, han sido muy afortunados, ya que ambos han heredado la belleza de Jlo sino su talento por el canto. De su padre también el carisma de Marc y una fortuna multimillonaria por parte de ambas estrellas.

En el caso de Emme le encanta la moda y las prendas de vestir más reconocidas. Uno de los eventos que ella nunca se pierde es la semana de la moda de Paris. Recientemente, se le vio al lado de su madre en un exclusivo desfile de Chanel.

Una vida de fantasía

Ahora, al lado de Alex Rodríguez, la propia Jlo no ha escatimado en gastos para que sus retoños, que siempre han sido el centro de su vida, estén lo más a gusto posible dentro de su lujosa mansión valorada en 1,7 millones de dólares.

Quienes conocen a la famosa actriz aseguran que Emme y Max cuenta con masajistas personales, guardaespaldas, tutores, instructores de canto, modistas, chofer personal para cada uno si quieren salir y sus camas poseen 600 cuentas de algodón egipcio, uno de los más suaves del mundo.

Te presentamos las imágenes que revelan la lujosa vida de Emme y Max:

En esta imagen, los adolescentes salen al lado de su madre disfrutando la comodidad de una de sus habitaciones en su majestuosa mansión.

Ambos hermanos han mostrado su pasión por el canto y la música. Cada uno cuenta con un instructor personal. Max, incluso, cuenta con un maestro de guitarra eléctrica y batería. También ama la informática.

View this post on Instagram

These two… ♥️♥️ #twinning

A post shared by Jennifer Lopez (@jlo) on

En esta imagen, Max muestra una de sus excentricidades y luciendo una piyama igual a la de Alex Rodríguez valorada en más de 1.000 dólares.

Emme, por su parte, es amante de la pieles y la ropa de marca.

Los gemelos son súper fanáticos de los Yankees de Nueva York y no pierden ninguna ocasión para ir al estadio y sentarse en los asientos VIP.

Sus uniformes son elaborados por los diseñadores de la más alta costura.

Más pequeños, ambos cumplieron su sueño de entrar en la cabina de un avión para pilotearlo y con la instrucción de un experto.

Te recomendamos en video