logo
Espectáculos 07/02/2020

La reina Isabel ha decidido no salir de casa por un desgarrador motivo

Se ha mantenido alejada de varios compromisos oficiales

Uno de los monarcas más longevos de la historia es la reina Isabel II de Inglaterra. A pesar de su longeva edad, asiste con regularidad a todos los asuntos oficiales en los que se le necesita, pero esto ha cambiado en los últimos días cuando ha decidido pasar tiempo en su finca Sandringham junto a su esposo, el príncipe Felipe.

Acorde al portal Express, la razón se debe a uno de los días más tristes de su vida.

 

El 6 de febrero, en 1952, la vida de la princesa Isabel cambió para siempre. Su padre, el rey Jorge VI murió repentinamente mientras dormía en Sandringham, a los 56 años. El Rey había estado sufriendo de cáncer de pulmón y varios otros problemas de salud, pero su muerte fue un shock para el mundo.

 

Isabel no estaba con su padre cuando él murió, después de haber estado en una gira real de Kenia con su esposo en ese momento. Cuando la noticia de la muerte del Rey llegó a Kenia, fue Felipe quien se enteró por primera vez de un periodista local. Luego llevó a Isabel a un lado para entregar en privado las desgarradoras noticias.

 

La princesa Isabel inmediatamente terminó su gira real e hizo arreglos para volar de regreso a Inglaterra. En ese momento, Isabel, de 25 años, dijo: “Por la muerte repentina de mi querido padre, estoy llamada a asumir los deberes y responsabilidades de la soberanía. Mi corazón está demasiado lleno para que hoy te diga más de lo que siempre trabajaré, como lo hizo mi padre durante todo su reinado, para promover la felicidad y la prosperidad de mis pueblos”.

Cada año, la Reina pasa el aniversario de la muerte de su padre en Sandringham con su esposo de 72 años.

Te recomendamos en video