Claudio Iturra cuenta cuál es su destino favorito y las razones para visitarlo al menos una vez en la vida

Aventurero por esencia. El periodista pasa gran parte de su tiempo viajando por el mundo y convirtió a India en su destino favorito, porque siempre logra aprender.

 

Hace cuatro años el conductor de programas de viajes, como Cultura milenaria, Cultura sagrada y Maravillas del mundo, creó su propia agencia de viajes, Masai Travel. En ese espacio hace una de las cosas que más le apasionan: recorrer el mundo para conectarse con las distintas culturas.

Desde muy joven empezó a viajar y, tras titularse de periodista, tuvo la suerte de entrar a trabajar en lo que le gustaba. Como productor de viajes de La ley de la selva, de Mega, se dio cuenta de la facilidad que tenía para organizar travesías y decidió emprender con una agencia de viajes de experiencias. Turquía, India, Amazonas, Kenia y Machu Picchu son los destinos exóticos que ofrece con él como guía.

Reconoce que su destino favorito es India, y vuelve siempre porque le cambió la vida. “Me he dado cuenta que a los pasajeros que viajan con nosotros a India, generalmente, les ha pasado algún evento importante en su vida y deciden ir”, cuenta.

¿Qué te cautiva de Asia?

Viven de una forma muy distinta a Occidente. Mi mirada, muy reposada con toda la información que me ha tocado sentir y observar a lo largo de los años, es que en Oriente tomaron otra carretera de desarrollo. Para ellos existen otras cosas importantes, como la espiritualidad, Dios, el sentido de la vida, pero sin dejar de lado el tema material. En general, los hindúes son súper buenos para los negocios, pero antes del comercio y antes de levantarse a trabajar, está Dios. Para ellos la espiritualidad es más importante que la materialidad.

Dices que India es tu lugar favorito. ¿Qué te pasa en ese país?

El tour que hacemos se relaciona con tratar de entender cómo viven estas personas sin lo material. Uno va en busca de respuestas, y se pregunta qué he hecho bien, qué he hecho mal. No es un destino turístico de Instagram, es un destino para tu corazón, para tu espíritu. India te puede cambiar la vida para siempre, te puede dar respuestas que no están en ninguna parte del mundo. A mí me cambió la vida.

¿En qué sentido?

Me di cuenta de lo que es el karma, de que todas las acciones, físicas o mentales, tienen una consecuencia. Ahí es cuando uno trata de ser la mejor persona posible. Allá uno ve cómo una persona que no tiene nada material, que posiblemente pueda verse como un mendigo, tú lo miras a los ojos, te mira a los ojos de vuelta y te sonríe. El gallo está tranquilo, porque sabe que viene otra vida, que tiene que ser una mejor persona.

¿Quiénes viajan con ustedes?

Me he dado cuenta que, generalmente, les ha pasado algún evento importante en su vida, ya sea la partida de un ser querido o una separación. Algo te pasa que te gatilla ir. Allá vamos a ritos fúnebres, por ejemplo, que son cremaciones, en una ciudad sagrada que se llama Varanasi. Uno ve que no son con pena, porque hay otra vida. Esto no es lo único. Aquí no nace ni muere nada para siempre. Es un viaje interesantísimo, que te puede fácilmente cambiar la vida.

¿Con qué sensaciones se quedan los que van?

Mucho aprendizaje. Al menos la mitad vuelven a viajar con nosotros. Lo que nos diferencia de una agencia de turismo regular es que viajamos a los mejores destinos del mundo, pero, más allá de eso, le damos un contexto. Cuando vamos a Turquía, hablamos del imperio romano, de cómo pasó al cristianismo, de las cruzadas. Nunca hemos viajado con un asiento vacío, todos nuestros viajes se han agotado, sin ninguna excepción. Al menos el 50 por ciento de los viajeros viene recomendado por algún amigo, hermano, primo, compañero de trabajo. Tratamos de darle un sentido, porque los viajes te cambian.

Recomiendas visitar ese país en grupo. ¿Por qué?

Hay lugares para ir sola y hay para conocer en grupo. India, por ejemplo, es un país que uno no puede hacer solo, porque para entenderlo te tienen que llevar de la mano.

Claudio Iturra

¿Cuántos son en total?

Cuarenta. Nos quedamos en hoteles 5 estrellas. Vamos a ricos restaurantes, las comidas son con vinito en la noche, y en la mañana siguiente volvemos a salir con energías, entonces el viaje no resulta agotador. El viaje es de un confort muy alto, con habitaciones individuales para el que viaja solo, y matrimonial para los que viajan en pareja, y aparte es una súper instancia para conocer gente, porque casi todos van solos. Muchos pinches y pololos se forman. Ahora a Turquía va una pareja que se formó en Machu Picchu. Son puros chilenos en un ambiente exquisito, en modo viaje, y el amor anda a flor de piel.

¿Cuál es la importancia de conocer de cerca a las comunidades?

Es poder entender dónde estás. Comunicarte con la realidad local es clave y eso marca la diferencia en un viaje. Cuando los viajeros tienen muchos países encima logran entrar en las comunidades locales altiro, muy fácilmente. Pero eso te lleva tiempo. En África me nombraron White Masai, en una ceremonia con los ancianos, como el único masai blanco de la tribu. Cuando vamos a Kenia nos abren las puertas, ponen carne en la parrilla. Los niños salen a jugar y se forma una dinámica que es imposible de otra forma. Lo mismo en India, donde el dueño del restaurant nos conoce. El administrador del crematorio principal de Benares de Varanasi me saluda de la mano. Entonces, le digo "vengo con estos chilenos, quieren ver cómo es el ritual". Los turistas no tienen acceso, pero abrimos todas las puertas. Generalmente, voy seis veces en un año. En el Amazonas lo mismo, soy visita ilustre en Bolivia. Mi mamá vivió en Bolivia. Cuando vamos al Amazonas boliviano nos reciben como si fuéramos locales. Así es con todos nuestros destinos, tenemos un vínculo importante con las comunidades. Toda la familia Masai entra como en su casa.

¿Cómo describirías India en pocas palabras?

Sabiduría. Es un destino donde uno encuentra respuestas a las grandes dudas que uno alberga en su corazón: ¿vale la pena pasar toda la vida trabajando?, ¿vale la pena gastarme toda mi plata pagando una tarjeta? Aprendí, por ejemplo, que no puedo estar toda mi vida trabajando. Sí disfruto de las cosas materiales que tengo, pero, si no las tengo, estoy lleno por el otro lado. Me puedo ir a vivir al bosque tranquilo. Me voy a vivir al bosque feliz, lleno por dentro.

¿Otro destino que quieras destacar?

Me gusta mucho Amazonas por la naturaleza y Turquía por su historia. El bazar más antiguo del mundo es el gran bazar de Estambul y no hay ningún mercado más antiguo del mundo que ese. La gente de Turquía es extremadamente amable. Si te vas, te meten un pan en la mochila. Es único en cultura, tiene una cultura preciosa, única y que lo hace ser uno de los destinos turísticos más importantes del mundo. Por su peso histórico, es un país muy amable.

Sigue leyendo:

Myriam Hernández: “Tengo que luchar por mantenerme vigente, nadie tiene el éxito asegurado”

Una leyenda musical chilena viviente. Reconocible e icónica, es la responsable de las baladas de mayor alcance que han salido de este lejano territorio, conquistando mercados impensados para una mujer en los 80. Hoy, se prepara para entrar a estudio tras una década en el marco de su gira, y más reciente canción, Soy mujer.