Sonia Luna: Cambié mi perspectiva sobre la belleza

La exreina de Guayaquil y primera finalista de Miss Ecuador 2019 nos cuenta cómo es vivir un sueño para alcanzar una corona, los retos que implica, las decepciones y sus proyectos en marcha.

Cuando Sonia Luna fue Reina de Guayaquil en el año 2017, visualizó el gran reto de ser parte de uno de los certámenes de belleza más importantes del país: Miss Ecuador 2019. Desde que era una niña y veía este concurso por la televisión siempre imaginó estar ahí y así fue. Por ocho meses se preparó con mucho optimismo y predisposición para alcanzar la corona nacional como la mujer más bella.

Sonia Luna

De entre las 21 candidatas, Luna figuraba como la favorita de sus seguidores en redes sociales. Sin embargo, el resultado del jurado no la favoreció.

Pero esto no le impidió seguir sonriendo y soñando. “Nunca pierdes, solo aprendes. Yo di mi 200 % en cada instante que me preparé para ganar la corona y eso para mí fue haber ganado.

Sonia Luna

Lo que no sabe la gente es todo lo que pasa detrás, por ejemplo la convivencia con las chicas fue genial, hice amigas maravillosas y aún mantengo contacto con algunas, yo me maquillaba solita para asistir a los eventos públicos y -aunque no crean- veía tutoriales de Youtube para lograrlo, otras chicas pedían ayuda a sus amigas. Los vestidos eran prestados por varias marcas que se manejaban con canjes.

Pensarán que tenemos maquillistas y ropa todo el tiempo, pero implica un trabajo y esfuerzo propio, además otras candidatas tuvieron que renunciar a sus empleos para dedicarse de lleno a este sueño y pues toca invertir los ahorros. En realidad, ser vista como la más bonita no lo es todo”, cuenta Sonia.

Recuerda que cuando fue Reina de Guayaquil tomó la decisión de ponerse implantes mamarios, pero tuvo un desenlace que -hasta el día de hoy- le ha costado cinco cirugías reconstructivas. ¿Qué fue lo que pasó?

“Me gusta mi cuerpo, pero la idea de hacerte una cirugía estética te ronda la cabeza, hay mucha presión en estos concursos, pero la decisión es propia y yo opté por hacerlo. No salió como esperaba porque se me infectó un implante a causa de una bacteria del quirófano, fue algo muy duro porque casi me muero y no podía hablarlo públicamente.

Sonia Luna

De hecho, nadie se dio cuenta porque me veían sonriendo en todos los compromisos a los que asistía. Estas son cosas que muy pocos conocen, ya que mostraba mi mejor cara pese al estado de salud en el que estuve. Aún me falta una cirugía más”, detalla la exreina guayaquileña.

Estas son confesiones que, a criterio de la joven de 24 años, la hacen reflexionar sobre su etapa de resiliencia.

Tras el problema legal que tuvo con la organización de Miss Ecuador en el que ella denunció la falta de transparencia en el certamen de belleza, dice que no le ha ido nada mal. Es imagen y modelo de varias marcas comerciales y hoy está enfocada en graduarse de su carrera de Psicología Clínica. “No dejé que mi vida gire alrededor de una injusticia. Yo participé por un sueño y creo que me hubiera arrepentido si no lo hacía. Cambié mi perspectiva sobre la belleza tras mis experiencias.

Hoy pienso de una forma más madura porque creo que la belleza es integral, cuando la mente, el alma y el cuerpo están en sincronía. También sueño en tener mi propia marca en un futuro emprendimiento. El secreto está en la seguridad que tengo en mí misma y todo lo que me propongo lo veo como un nuevo reto de vida.

Hay que entender que las cosas no siempre salen como las planeamos, así que hay que prepararnos para vencer cualquier obstáculo”, acota Sonia.

Sonia Luna

Nadie creería que hace mucho tiempo ella se consideraba poco agraciada y a veces caminaba encorvada por su alta estatura, sin embargo, recalca que ha vencido sus capítulos de miedo e inseguridad. Tras su rostro angelical y figura estilizada hay una mujer con carácter fuerte.

El rock pesado y los animes de Cosplay son parte de sus gustos. Es fanática de la serie de cómics Death Note y también le gusta Attack on Titan, Lovely Complex, Hellsing Neon Genesis Evangelion, Blood+ y Death Parade. En cuanto a sus bandas de rock preferidas están: 30 Seconds to Mars, In this Moment, Bullet for my Valentine, Breaking Benjamin, System of a Down, Halestorm, Queen y Sipknot.

Su corazón está feliz y enamorado. Lleva un año y medio de relación con su novio y destaca lo mejor de él en los momentos de alegrías y tristezas. Sus padres y su hermano son su pilar de apoyo. Ama a los animales, tiene tres perros y dos gatitos a los que cuida con mucho amor.

Relacionado