Victoria Ruffo y Eugenio Derbez: así ha sido la polémica relación de los papás de José Eduardo

En 1992 floreció su relación.

La vida de Eugenio Derbez ha sido agitada desde muy joven. Desde la década de los 80 ha participado en proyectos televisivos de comedia, triunfando en los 90 con su propio programa de sketches 'Al derecho y al derbez'. Pero la relación entre Victoria Ruffo y Eugenio Derbez eclipsó por completo toda su vida en esos años.

Se trata de un romance que inició entre 1991 y 1992, momento en el que la carrera de Victoria Ruffo y Eugenio Derbez estaba despegando, alcanzando notoriedad y éxito, él en la comedia, ella en los dramáticos.

La relación parecía muy consolidada, tanto que en 1992 nació el hijo de la pareja, José Eduardo Derbez, que llegaría para agrandar a la familia.

Victoria Ruffo y Eugenio Derbez

Pero la felicidad solo duraría cuatro años más, ya que la pareja decidió separarse en 1996 en medio de polémicas.

Victoria Ruffo y Eugenio Derbez: historia de su polémica relación

Lo cierto es que después de su separación, nunca han tenido una relación armónica entre Victoria Ruffo y Eugenio Derbez. Él siempre ha sido un padre para José Eduardo, estando a su lado en los momentos buenos y malos, pero jamás ha tenido una relación amistosa con su mamá.

Victoria Ruffo y Eugenio Derbez

La confrontación entre ambos artistas comenzó por un 'engaño': Victoria acusa a Eugenio de haberla engañado con una boda falsa. Esta ceremonia había sido organizada por los amigos comediantes del actor, llevándole hasta un vestido de novia y un par de anillos.

"No fue una boda falsa, fue una fiesta que hicimos que ella utilizó más adelante para quitarme al niño con un abogado, y argumentaron que yo la había engañado (…) Yo le quise dar una sorpresa porque no nos habíamos casado. Entonces compré unos anillos de boda para que ella tuviera uno y yo otro (…)", expresó al respecto Derbez a People en Español, citado por Las Estrellas.

Así mismo, Ruffo ha asegurado en varias ocasiones que ella misma se hizo cargo de los gastos de su hijo cuando era un niño, pagando todo, hasta las fiestas de cumpleaños, sin recibir alguna ayuda del padre de su hijo.

A pesar de los conflictos, José Eduardo tiene 27 años y una fructífera carrera en la actuación al igual que sus padres, quien heredó todo el talento de sus padres.

Te recomendamos en video: