Kourtney Kardashian se está quedando calva y así trata de evitarlo

La celebridad reveló que se sometió a un novedoso tratamiento.

No hay nada oculto en la vida de las Kardashian. En el estreno de la temporada 17 de su programa, Kourtney Kardashian confesó que vive un momento difícil debido a la pérdida de cabello. Para combatir este mal, decidió someterse a un tratamiento que gana popularidad entre los famosos.

“Kourtney, tienes un lugar realmente grande en la parte superior de tu cabeza”, le dice Kim a su hermana en el clip promocional de Keeping Up With the Kardashians. “Kourtney, oh Dios mío, tengo miedo por tu vida. ¿Has visto eso?”, advierte la mayor del clan a su hermana que le muestra su cabellera.

Kim la alienta a ir al hospital; mientras que Kourtney le explica que atribuyó la pérdida de cabello a una cola muy apretada que había lucido recientemente.

Tratamiento

Ante el temor de quedar calva, Kourtney Kardashian optó por someterse al popular tratamiento con plasma rico en plaquetas. Para ello visitó al doctor Jason Diamond, quien le indicó esta novedosa técnica que le permitirá recuperar el cabello perdido.

“Hoy estoy recibiendo plasma rico en plaquetas, para lo que toman tu sangre y la hacen girar, la convierten en plasma y me lo inyectan en la cabeza para que mi cabello vuelva a crecer”, contó la empresaria y modelo.

Durante la consulta, Diamond le explicó que necesitaría “dos o tres series, tal vez una vez al mes durante los próximos tres meses” antes de notar que todo regresa a la normalidad.

Beneficios

El director de investigación cosmética y clínica en dermatología en el Hospital Monte Sinaí de Nueva York, Joshua Zeichner, explicó a la revista Allure que este proceso puede “ayudar a estimular la actividad de los folículos capilares y promover el nuevo crecimiento del cabello”.

La inyección de plasma se usa “para pacientes con alopecia androgénica, que es un tipo de adelgazamiento del cabello determinado genéticamente y que generalmente ocurre en la parte superior de la cabeza”.

Aunque el proceso es corto, dura apenas 30 minutos, su precio no lo hace una opción para muchos. Cuesta entre 750 a 1.000 dólares por sesión.

Te recomendamos en video