Denise Rosenthal: “No construye competir unas con otras”

Con sus últimos trabajos, abrió una puerta hacia su intimidad. Abandonó un personaje para mostrar su esencia, un lenguaje propio para acercarse a sus seguidores de una forma profunda, genuina, libre. Su último single, El amor no duele, lo prueba.

 

Hace una semana lanzó El amor no duele, que formará parte del disco que grabó en Los Ángeles, Estados Unidos. Una canción que ahonda en la violencia en todas sus formas, situaciones difíciles de habitar que Denise Rosenthal (29) nos muestra con su idioma, la música.

No le gusta ahondar en temas que no tienen alma y por eso vemos las raíces latinoamericanas en su música, pero también en su look y en su vida personal, que está lejos de la frialdad del mundo del espectáculo. Vive en el Cajón del Maipo, envuelta en naturaleza, con sus perros y gatos, y su compañero, Camilo Zicavo, vocalista de La Moral Distraída.

Una música idealista, que desea aportar desde su trinchera a la sociedad, transmitir, conectarse con la gente. Es que no sólo canta, sino que se preocupa del tratamiento de las letras y arreglos musicales. “Vamos a dar un pie poderoso en cuanto a ampliar el espectro de los auditores. Para este nuevo disco, en nuestros planes está la internacionalización y abarcar nuevos mercados, nuevas industrias”, asegura la cantante.

Denise Rosenthal

Hace pocas semanas estrenaste Agua Segura, que cantas junto a Mala Rodríguez. ¿Cómo describes esta experiencia?

Es una gran artista, la admiro muchísimo. Ha sido hermoso trabajar con ella, tuvo mucha disposición, le encantó la canción, estaba feliz de haber podido colaborar conmigo. Para mí es un sueño hecho realidad. Desde el momento uno en que compuse la canción con la guitarra en mi casa, dejé ese espacio en blanco para invitarla a ella. Me enorgullece y me hace muy feliz.

Lanzaste la canción El amor no duele. ¿Qué quisiste entregar?

Invita a reflexionar y replantearnos cómo nos relacionamos con otro. Cómo son nuestras relaciones amistosas, afectivas, amorosas. Me parecía importante visibilizar la violencia en todo orden de cosas, y tratar de incentivar a la gente, a relacionarse de forma más sana, constructiva. Me parece importante que dentro de la música popular se puedan gestar proyectos, propuestas que digan otras cosas; no solamente que una persona no puede vivir sin la otra, o que sin la otra persona le falta el aire. Estamos acostumbrados a escuchar canciones románticas que hablan de un amor no sano, dependiente, tormentoso, y me parece importante que, a través de la música, del lenguaje y las palabras, se puedan construir realidades. Para mí es una oportunidad visibilizar problemáticas tan importantes como ésta en nuestra sociedad, y darme la posibilidad de comunicar. Eso es lo que más me gusta. Mi medio es la música, pero me gusta llegar a las personas con un mensaje, con un accionar. Nosotros y nosotras mismas somos las dueñas de nuestra vida y de cómo vamos armando y generando nuevas realidades.

¿Te parece que, aunque es un tema que aparece en diferentes plataformas, falta ahondar en él?

Es una realidad que no todos quieren ver, y nos hace falta, como sociedad, hacernos cargo de ella, y dejar de normalizar conductas que no están bien. Es el momento de replantearnos las cosas, de restructurarnos, de que niñas y niños crezcan con otros paradigmas y patrones. Está en nosotras mismas romper esa cadena de violencia. En el video de la canción se muestra que los niños siempre han estado invisibilizados, pero son importantes en el futuro. Los niños tienen el poder de cambiar el futuro con sus acciones y eso es lo que empezamos a transmitir en el video con Claudia Hauiquimilla, que para mí es una de las cineastas más sensibles y profesionales de Chile. Es un honor trabajar con ella. Compartimos una visión importante y se manifestó en ese trabajo.

Denise Rosenthal

¿Cómo describes el amor?

En mi experiencia y de mis cercanos, el amor debería ser constructivo, una decisión diaria, en base a una relación con cimientos poderosos en el respeto, la empatía. Uno no debería sentirse inseguro, tener celos. Uno se debe hacer cargo de las emociones. Lo importante en el amor es cuando las cosas fluyen con la naturalidad, y con ese calor en el corazón, finalmente te entrega felicidad. Si no, es innecesario estar en pareja.

¿Te parece importante que nuestra pareja conozca y comprenda el feminismo profundamente?

Considero muy importante que nuestro compañero sea un aliado en nuestras luchas y reflexiones. Es importante que el hombre también se pueda hacer cargo de los conflictos que existen en nuestra sociedad. Ellos son parte importante del cambio, son agentes de cambio. Tienen que estar dispuestos a generar cambios, reflexiones, desestructurarse, replantearse sus privilegios, y un montón de cosas que vienen de la mano con decisiones.

¿Qué significa para ti ser una mujer empoderada?

El término ‘empoderada’ está muy utilizado, pero lo más importante es que haya equidad con respecto a la mujer en todo ámbito de cosas. También es importante evocar al amor propio, al autocuidado, respetarnos, y vivir en una sociedad más positiva, constructiva, sana. Esas son las cosas importantes. Una mujer que tiene la fuerza en sí misma, que cree en ella, es porque ha cultivado su mundo interno, y eso es lo que me importa.

¿Notas sexismo en los medios de comunicación?

Existe, y lo podemos notar cuando en un titular sale un enfoque distinto al que se debiese dar. A veces el enfoque es que alguien se hizo un corte de pelo nuevo o se puso los labios rojos, o decidió tal cosa en su vida. De esa forma, se invisibiliza su trabajo o su profesionalismo. Eso sucede mayoritariamente en mujeres, y eso también forma parte del sexismo. Hay muchos ejemplos que podemos investigar o identificar en los medios.

En tus últimos trabajos abres espacio a tu intimidad. ¿Cómo lo lograste?

Sí, he abierto mi intimidad y me dio mucho miedo al comienzo. Si bien, desde cuando partí haciendo Cambio de piel, decidí abandonar esta especie de personaje que había hecho en Fiesta, mi primer disco de solista. Decidí abandonarlo, porque me empecé a no sentir cómoda. Quería ser yo misma, quería tener la libertad de transmitir las cosas desde la honestidad, de la transparencia, y saber que ése era mi diamante, lo más diferenciador de mi proyecto. Todos somos auténticos, transparentes en nuestra esencia. 

Denise Rosenthal

¿Te sientes más segura?

Más que sentirme segura de mí o de que el público lo valora, el ejercicio de empatía se provoca cuando uno quiere sentir, percibir que lo que otra persona está hablando es honesto, real. Personalmente, duermo más tranquila y estoy más segura conmigo misma, siendo totalmente honesta y transparente. Me costó mucho abrir ese espacio y compartirlo, que otros lo juzgaran, opinaran, dijeran, invisibilizando el trabajo que hay detrás. No se imaginan las horas de estudio, de componer. Algunas personas pueden suponer que, como hago música popular, funciona como todos los proyectos populares, y no es así. Ha sido un trabajo largo y agradezco mucho las oportunidades que se me han generado.

No cabe duda de tu crecimiento musical. No sólo cantas, sino que eres compositora, arreglista, productora. ¿Siempre quisiste abarcar tantas áreas o simplemente se dio así?

La verdad es que estoy cómoda cantando, componiendo, involucrándome con los arreglos vocales, con la producción. A medida que pasaba el tiempo, tenía más hambre de aprender, más hambre de mejorar, de comunicarme. Me empecé a involucrar cada vez más con mi música. En general, soy súper detallista, y sentía que nadie se involucraba como yo con mi proyecto. Si bien he generado proyectos que son muy constructivos, intento estar pendiente, y ser cuidadosa con estos detalles que son mi manera y forma de expresarme también.

¿Consideras que has fracasado en algún momento?

Sí o sí aprendemos de los fracasos, de caernos, experimentar. No sé qué es un fracaso, eso está ligado a los intereses que cada uno pueda tener. En realidad, lo más importante es que, si un fracaso significa equivocarse, hay que equivocarse cuantas veces consideres necesario para poder aprender, observar, volver a empezar, retomar fuerzas y seguir adelante. Muchas veces me he equivocado, me sentido frustrada, triste, agotada, pero creo que esos momentos son los que más me entregan la fuerza y energía para tomar la decisión de seguir adelante, seguir trabajando.

En este momento, ¿qué artistas mujeres te gustan?

Está pasando harto con las mujeres. Me gusta Mala Rodríguez, Kali Uchis, Ximena Sariñana, Natalia Lafourcade. Lola Índigo hace un trabajo interesante también.

¿Te consideras competitiva si hablamos de otras artistas?

No me considero competitiva con otras artistas. Intento nunca serlo. No construye competir unas con otras. Siempre se nos ha inculcado que no debemos ganarnos nuestros espacios, y que debemos competir con otra compañera, porque hay pocos espacios para el género femenino, pero eso está cambiando. Lo que uno debería hacer es construir, tratar de ayudar a la compañera, no compararse. La competitividad está en compararse, y lo importante es que, si vamos a competir, compitamos con nosotros y nosotras mismas para crecer, hacer mejor nuestro trabajo, lograr nuestros resultados. No construye, sólo nos hace desviarnos y desfocalizarnos de nuestro principal objetivo.

Denise Rosenthal

¿Qué opinas de tus pares chilenas que están triunfando en la música? ¿Existe cofradía entre ustedes?

Está sucediendo algo hermoso en la industria chilena. Las artistas están dando mucho de qué hablar, hay un espacio bien construido por cantantes, compositoras chilenas, lo cual me pone muy contenta, sobre todo hoy, cuando la industria está más fértil. Cuando comencé hace diez años, las cosas eran muy distintas. Trato de estar pendiente de artistas nuevas, de mujeres que necesiten consejos, juntarnos, conversar. Me gusta compartir mi experiencia y, si sirve de ayuda para alguien más, bienvenido sea.

Eres parte de la campaña de Ripley. ¿Por qué decidiste unirte?

La experiencia fue increíble. Me siento muy contenta de participar de una campaña así, sobre todo, porque usan mi música, con un mensaje importante, poderoso. Me siento agradecida de la oportunidad de visibilizar mi música y un buen mensaje.

Si hablamos de moda, ¿tienes referentes?

Mis referentes son bastante amplios. Principalmente, estoy siempre observando a personas que quieren comunicarse y expresarse a través de la ropa. Me parece importante la libertad, encontrar una autenticidad, que sea transparente, que esté acorde a lo que uno es. En este caso, personalmente, de lo que mi música quiere entregar y comunicar.

¿Cómo describes la evolución de tu look?

Está relacionado con mi evolución o crecimiento como artista, comunicadora. Sí o sí es una extensión de mi esencia. Siempre me gusta comunicar sobre todas las cosas, y a través de la ropa puedo hacerlo. Trato de expresarme en sincronía con lo que estoy haciendo musical y artísticamente. Sobre todo, incentivar a encontrar esa originalidad, autenticidad.

¿Cómo mantienes los pies en la tierra en un ambiente tan acelerado, lleno de exigencias y, para algunos, frivolidades?

Intento (ríe). La verdad, es complejo relacionarse en una industria donde hay otro tipo de intereses, de prioridades. Se lo debo a mi grupo de trabajo, a mi familia que me contiene, a mi pareja que me logra apoyar desde todo ámbito de cosas. Es importante tener un mundo interior muy profundo, muy activo y muy dispuesto a crecer, aprender, reflexionar, preguntarse, porque así es la única manera de sentirse seguro y segura con uno mismo, y con lo que uno hace profesionalmente.

Te recomendamos en video